Robert Opron, un apasionado del diseño fastback

Robert Opron, un apasionado del diseño fastback

El diseñador francés, que falleció a fines de marzo, nos dejó varios modelos de Citroën y Renault con un particular remate de la zona tresera.

La semana pasada nos dejó a los 89 años Robert Opron, un diseñador francés que quizás no conozcas, pero que fue responsable de varios autos que incluso se produjeron en la Argentina.

En su catálogo de creaciones hay de todo, pero su carrera estuvo surcada por un estilo de carrocería que se repitió a lo largo de los años: el fastback.

El trabajo aerodinámico siempre fue una obsesión en Opron. Luego de un paso por Simca, donde creó concepts muy futuristas, su primer trabajo importante fue en Citroën, a las órdenes de Flaminio Bertoni.

Se dice que su primera gran innovación fue el rediseño del DS, con sus nuevos faros carenados, pero su injerencia en este restyling no está del todo probada.

El que sí fue su primer diseño ya llevaba la impronta de lo que vendría más tarde: el Ami 8 de 1969, pero no el que conocimos en la Argentina (que era igual al Ami 6 Break), sino una con esa particular luneta tendida.

Era un estilo que se estaba imponiendo en la industria y que ya había debutado en 1965, en el Renault 16, el mediano de la marca del rombo (ver la historia de las grandes berlinas francesas con portón).

En 1970 apareció la que fue su más grande creación: el SM (en la portada sostiene una réplica, en una foto de Peter Guenzel). Esta coupé desarrollada junto con Maserati contaba los faros carenados tras un vidrio que se extendía por todo el frente y con esa luneta curva que luego aplicó en otros trabajos.

Ese año también apareció el GS, que recién en 1979, con el restyling, adoptó un portón posterior (ver historia del modelo). Se dice que la propuesta de Opron se impuso a la de Giugiaro, que luego la hizo realidad en el Alfa Alfasud, de 1971.

Mucho también se ha escrito acerca de la “inspiración” para el desarrollo del GS que significaron un par de prototipos de Pininfarina (los Berlina Aerodinámica 1800 y 1100, realizados para BMC), pero lo cierto es que Opron ya había trabajado en propuestas similares en rediseños que no se aplicaron al DS.

Más tarde, en 1974, Opron cerró su ciclo en Citroën con un nuevo fastback, el CX, un digno heredero del DS. Al año siguiente, la marca de los chevrones se declaró en quiebra y fue comprada por Peugeot.

Algunos dicen que Opron se fue por pensar que su departamento de diseño perdería independencia y otros aseguran que PSA lo despidió ni bien tomó el control de la empresa.

Lo cierto es que Opron recayó en Renault, donde trabajó en el rediseño del Alpine GTA (ver historia de la marca), un vehículo que ya tenía mucho de su estilo con los faros carenados y la luneta apaisada.

Su sello (en particular con la luneta curva del SM) quedaría plasmado en la coupé Fuego, el 11 (hermano del 9, su único sedán conocido) y el 25 (foto de abajo).

Trabajó allí hasta 1986, cuando pasó a Fiat, donde su trabajo más resonante fue la colaboración en el Alfa Romeo SZ, firmado por Zagato. Desde 1990 se dedicó a su consultora personal.

4 comentarios
Autoweb
Autoweb
AUTOR
PERFIL

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply

4 Comentarios

  • Sergio
    9 abril, 2021, 1:53 pm

    Genial diseñador de una epoca genial para el diseño. Con libertad para hacer diseños muy audaces en muchos casos.

    RESPONDER
  • Adolfo
    9 abril, 2021, 3:44 pm

    No tenía ni idea de este diseñador. Un auto más lindo que el otro. Ojalá vuelva este tipo de diseño, ante tanto horrible SUV que está dando vueltas por el mundo.

    RESPONDER
  • Santiago
    13 abril, 2021, 11:06 am

    Es cierto que también diseñó el pobre pero interesante Citroen Axel /Oltcit? Siempre asocié su nombre a autos excéntricos y caros, pero al igual que con el Renault 9, demostró que podía estar a la altura del desafío.

    RESPONDER
    • Andrés@Santiago
      15 abril, 2021, 10:53 am

      Hola, Santiago! No, Opron no participó en el diseño del Axel. En cambio, a mediados de la década del 60 diseñó los prototipos G-Mini y EN101, pensando en un sucesor del 2CV que debía ser presentado en 1970 pero estos proyectos no prosperaron. El origen del Club/Axel se da a comienzos de los 70 cuando Citroên empieza a trabajar en un sucesor del Ami tomando la base mecánica del anterior y la plataforma del Fiat 127, ya que sería un desarrollo conjunto de ambas marcas, pero Opron ya no participó en el diseño de este modelo, conocido como Projet Y.
      Para cerrar, el Y tampoco prosperó y para cuando a mediados de los 70 Peugeot se hizo con el control de Citroên, se avanzó con el Projet VD que daría vida al Visa, basado en el 104. Pero para no perder lo invertido en el Projet Y, en 1981 se cedió lo desarrollado a Oltcit (firma rumana creada en 1976 formando un joint-venture con las francesas), que creó a partir de ello el Club, modelo que en 1984 fue tomado por Citroên, que lo rebautizó Axel, un hermano menor del Visa muy similar a éste en su diseño.

      RESPONDER