Las grandes uniones automotrices de la historia

Las grandes uniones automotrices de la historia

Con la posible unión de FCA y Renault, repasamos 20 adquisiciones o fusiones que sacudieron el mercado automotor en distintas épocas.

La noticia cayó como una bomba: FCA y Renault podrían unirse en partes iguales, conformando uno de los mayores grupos automotrices del mundo.

Pero lo de fusionarse o que una adquiera a otra no es algo nuevo dentro de la industria. Vamos a repasar otras grandes uniones entre gigantes de a producción de automóviles. Algunas perduran, pero otras son parte de la historia.

1964 Volkswagen – Auto Union. La segunda ya era la unión de cuatro empresas: Audi, DKW, Horch y Wanderer, pero a mediados de los sesenta, VW adquirió la mayoría de las acciones. Auto Union siguió funcionando de forma independiente y sumó NSU en 1969, pero a partir de 1985 ya vendió productos únicamente bajo la marca Audi.

1976 Peugeot – Citroën. Tras la muerte de André Citroën, la marca fue adquirida por Michelin, que incluso compró Panhard y Maserati en los sesenta. Al rescate de una mala administración llegó Peugeot, que la adquirió a mediados de los setenta. Al poco tiempo, la formada PSA se deshizo de Maserati, pero compró la rama europea de Chrysler, que a su vez había comprado Simca (y esta a Talbot).

1979 Renault – AMC. La americana nació de la fusión entre Nash-Kelvinator y Hudson y compró Kaiser en los setenta, pero a fines de esa década la francesa invirtió en la compañía que era dueña de Jeep.

1986 Volkswagen – Seat. Después de 36 años produciendo modelos de Fiat, Volkswagen compró la marca española a mediados de los ochenta.

1987. Fiat – Alfa Romeo. Fiat es la más grande de las marcas italianas y como tal, fue adquiriendo muchas de las connacionales: Autobianchi en 1967, Lancia y Ferrari en 1969, Alfa Romeo en 1987, Inoccenti en 1990 y Maserati en 1993.

1987 Chrysler – AMC. Tan solo ocho años duró la intervención de Renault en AMC. Con problemas financieros y la intención de Chrysler de expandirse, la dueña de Jeep cambió rápidamente de manos.

1989 Ford – Jaguar. Tras la compra de Aston Martin, en 1984, la del óvalo sumó otra marca británica.

1991 Volkswagen – Skoda. Tras la caída del muro del Berlín, la marca checa, que era propiedad del estado, buscó quién se haría cargo de sus activos. VW la sumó a su creciente abanico de automotrices.

1994 BMW – Land Rover. La alemana se hizo con Rover y su clásica marca de todo terrenos a mediados de los noventa.

1998 Daimler – Chrysler. La fusión se realizó a fines de los noventa y pese a que ambas empresas eran bastante complementarias, la unión no fue del todo exitosa. Se separaron en 2007.

1998 Hyundai – Kia. La crisis asiática de fines los noventa, provocó la quiebra de Kia, que era mayoritariamente de Ford. Hyundai compró el 51 por ciento de las acciones y juntas crearon uno de los grupos automotrices que más crecieron en el nuevo milenio.

1999 Renault – Nissan. No solo las coreanas la pasaron mal antes de la llegada del nuevo milenio. Si bien se complementaron, la francesa compró un 44 por ciento de la japonesa y esta un 15 por ciento de la primera. Hoy pasa momentos de zozobra, pero es la más fructífera de todas estas fusiones.

1999 Ford – Volvo. Con dos marcas británicas, Lincoln y la adquisición de la sueca, la del óvalo formó el Premier Automotive Group, un conglomerado de marcas de lujo al que no le fue del todo bien.

2000. General Motors – Daewoo. La misma crisis que afectó a Kia también se llevó puesta a otra de las marcas coreanas. GM salió a su rescate y reconvirtió toda su gama a la marca Chevrolet.

2000 Ford – Land Rover. A solo seis años de haber sido comprada por BMW, Land Rover pasó a formar parte del PAG junto a Aston Martin, Jaguar y otras marcas. Rover quedó en manos de la alemana, al igual que Rolls-Royce, que forma parte de ella desde 1998.

2008 Tata – Jaguar/Land Rover. Cuando Ford se quiso deshacer de sus marcas premium, apareció la india Tata para quedarse con dos de las británicas, que pasaron de cierto ostracismo a recuperar su antiguo esplendor.

2010 Geely – Volvo. Algo similar sucedió con Volvo, salvo que esta vez apareció una ignota, para el mundo occidental, marca china. Volvo también recuperó su imagen gracias a la inyección de activos.

2014 Fiat – Chrysler. Junto con la de Renault y Nissan, es la otra gran unión entre grupos automotrices. En 2011, Fiat fue adquiriendo acciones de Chrysler hasta superar el 50 por ciento y en 2014 compró la totalidad de la empresa, creando la actual FCA.

2016 Renault/Nissan – Mitsubishi. En todos estos años, la francesa resucitó Dacia y Alpine y compró la rusa Lada, y Nissan hizo lo propio con Datsun, pero ambas también se quedaron con Mitsubishi, que durante muchos años arrastró problemas financieros.

2017 PSA – Opel. Después de sumar activos gracias a los aportes de Dongfeng, el grupo francés salió a comprar una marca y encontró a la alemana, otra que pasó años sumando números rojos bajo la tutela de General Motors.

1 comentario
Autoweb
Autoweb
AUTOR
PERFIL

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply

1 Comentario

  • Fernando de lima Bs as
    30 mayo, 2019, 1:17 am

    Excelente recuento!!!
    Agrego una de las más importantes de la historia, la unión de Mercedes Benz en 1926

    RESPONDER










Advertisement

Ultimas Noticias