Prueba: Renault Duster 2.0 Luxe Nav

Luego de evaluar la 4×4, probamos la Luxe con el mismo motor 2.0 y con caja manual de seis. La novedad pasa por el sistema Media Nav.

Por Gastón Vanini

Presentado localmente a finales de 2011, el Renault Duster no tardó demasiado en ganarse un lugar de privilegio en el mercado nacional.

Siempre en los primeros puestos de ventas de Argentina, durante sus primeros años de presencia en el país combatió sólo con la Ford EcoSport de primera generación, pero luego se fueron sumando otros actores a la pelea, más modernos y atractivos, como la EcoSport de segunda generación y el Chevrolet Tracker.

Por este motivo, y con la necesidad de renovar parcialmente su producto, la casa del rombo incorporó meses atrás el ABS en toda la gama, mientras que en el pasado mes de abril sumó a las versiones con motor de dos litros el sistema multimedia Media Nav, hoy la principal novedad de la gama respecto de aquel producto evaluado hace casi dos años (la prueba de la versión 4×4, aquí).


DISEÑO/ESTILO
Estéticamente, nada ha cambiado respecto del Duster que llegó en 2011. Si se la compara con la unidad 4×4 probada en aquel entonces, esta Luxe 2.0 4×2 se diferencia por sus paragolpes totalmente pintados del mismo color de la carrocería, las llantas de 16 pulgadas en tono gris plata y las ópticas delanteras convencionales, es decir sin cuerpo oscuro.

Pese a que su diseño no es de los más modernos del segmento, el Duster sigue contando con una acertada presentación exterior, algo a lo que contribuyen sus marcados pasarruedas (delanteros y traseros), su despeje (milímetros), su trocha generosa y sus barras de techo.

Su diseño, más bien clásico, le permite al mismo tiempo contar con una buena visibilidad general, a pesar de sus proporciones voluminosas.


INTERIOR/CONFORT
Sin cambios desde su lanzamiento en 2011, el interior del Duster no es precisamente un ejemplo de modernidad. Su plancha de a bordo es algo espartana, pero ha sido revitalizado con la llegada del sistema Media Nav, que con su pantalla táctil de 7 pulgadas es el protagonista principal de la consola central, que por otro lado no ha variado su diseño ni la distribución de los comandos de la climatización.

El tablero de instrumentos también continúa sin cambios. Se caracteriza por sus dos cuadrantes principales (para velocímetro y cuentavueltas), y por su display central que aloja a los medidores digitales de la temperatura de agua del motor y el nivel de combustible del tanque. En ese espacio también se encuentra el ordenador de a bordo, con funciones de gasto de combustible, autonomía, etc.

Los materiales, en tanto, muestran una calidad mejorable, con terminaciones que generan algunos “grillitos” cuando se circula por caminos desparejos.

Pese a no ser de las mejores, la posición de manejo es correcta y se consigue gracias a las regulaciones en altura de la butaca y del volante. En este ámbito, llama la atención la “pesadez” de la dirección, lo que resulta algo molesto sobre todo en maniobras de estacionamiento.

Generosas tanto a lo largo como a lo ancho y a lo alto, sus plazas traseras siempre se destacaron por su lograda habitabilidad, incluso cuando allí se ubican tres personas.

Con una capacidad de 475 litros, su baúl es por lejos el más grande del segmento. Además, ofrece 75 litros más que la versión 4×4, que por su sistema de tracción integral debe “guardar” el auxilio en la parte interna del baúl, restando capacidad al mismo.

Esa ganancia del 4×2 trae aparejado un punto negativo, ya que la quinta rueda queda debajo del vehículo y expuesta a la suciedad y a los robos. La insonorización, por su parte, resulta deficiente en cuanto a la filtración del viento y a la rodadura.

Cuenta con los elementos más importantes, como aire acondicionado, levantavidrios y espejos eléctricos, ordenador de a bordo, llantas de aleación de 16 pulgadas y asiento trasero rebatible por tercios, entre otros. Pero el equipamiento debe control de velocidad crucero, climatizador automático o techo corredizo.

El Duster Luxe (full) incorporó el sensor de estacionamiento trasero, un elemento que es valorado debido al gran volumen de la carrocería, y que antes estaba disponible sólo como un accesorio after market.

El sistema multimedia es la mayor novedad del Duster. Ofrece, en primer lugar, un navegador satelital de fácil utilización gracias a su sistema intuitivo. Entre sus ítems, incluye marcado de dirección con reconocimiento predictivo, búsqueda en mapa, selección de puntos de interés, visualización de historial de destinos buscados y programación de destinos favoritos.

Cuenta, asimismo, con vistas 2D y 3D, regulación de la intensidad del brillo de la pantalla, opciones de voz del guiado y nivel de zoom del mapa. Este dispositivo multimedia incluye, además, todas las funciones del equipo de audio, que dispone de USB, entrada auxiliar, Bluetooth y comandos detrás del volante.


MOTOR/PRESTACIONES
Con 2,0 litros y 16 válvulas, el conocido naftero F4R entrega una potencia de 138 caballos a 5.500 rpm y un torque máximo de 19,8 kgm a 3.750 rpm, algo que no le impide contar con un buen desempeño desde bajas revoluciones, mostrándose además suave y progresivo.

Se une a una caja manual de seis marchas con acertadas relaciones (más largas que en el 4×4), y con una sexta que permite reducir 700 rpm cuando se viaja a 130 km/h (a unas 3.250 rpm). El selector ofrece pasajes de cambios cortos y precisos.

En este caso, la tracción es 4×2 (delantera), aunque la Duster también ofrece una variante 4×4 con sistema de reparto automático de par, la cual se beneficia también de la suspensión trasera independiente.

Las prestaciones son destacables, con una aceleración de 0 a 100 km/h resuelta en sólo 10 segundos y el 0-1000 metros alcanzado en 32 segundos. La velocidad máxima, en tanto, se ubicó en correctos 175 km/h, mientras que los consumos son contenidos, con un gasto de 6,9 l/100 km a una velocidad de 100 km/h, y de 10,8 l/100 km cuando circula por la ciudad.


COMPORTAMIENTO
Esta Duster se diferencia de la 4×4 por sus suspensiones más convencionales, es decir con un esquema semi-independiente en el eje trasero (en la otro es independiente).

Pero la puesta a punto no varía, ya que como aquel ofrece un destacado confort de marcha en ciudad, algo que se aprecia cuando transitamos por calles en mal estado y sorteamos lomos o cunetas. En esto también tiene que ver el perfil lógico (65) de los neumáticos, montados en llantas de 16 pulgadas.

En lo veloz se muestra estable y sin vicios extraños, y sólo se siente perturbada por los vientos laterales. En las curvas aprovecha las trochas anchas (1,56 m) para desempeñarse con reacciones previsibles, manteniendo un buen margen de seguridad, aunque evidenciando marcadas inclinaciones de la carrocería.

Al encarar caminos de tierra en mal estado comprobamos -una vez más- la tan valorada robustez de sus suspensiones, a lo que se suma un generoso despeje que la hace inmune en cualquier camino. Además, dispone de chapón protector de cárter.


SEGURIDADLa dotación en este rubro está cubierta por el doble airbag y el ABS, junto con cuatro cinturones inerciales (delanteros regulables en altura) y uno abdominal, cinco apoyacabezas, faros antiniebla delanteros y alarma,

Queda en la columna del debe más airbags, el control de estabilidad (ambos elementos ya disponibles en la EcoSport y en el Tracker full), la luz antiniebla trasera y el quinto cinturón inercial, como lo más importante.


PRECIO/COMPETENCIA
Su precio de 153.900 pesos lo pone en línea con sus rivales de segmento. En el caso de la Ford EcoSport, existe una versión con equipamiento SE y motor 2.0 de 143 CV. Cuesta 154.330 pesos e incluye control de estabilidad y tracción.

El Chevrolet Tracker, su otro competidor directo, dispone de una sola versión 4×2, la LTZ con motor de 140 CV y equipamiento similar al del Duster, pero ofrecida a un precio de 148.380 pesos.

La garantía es correcta, con una cobertura de 3 años ó 100.000 kilómetros. El producto del rombo resulta un vehículo ideal para aquellos que necesiten buen espacio interior y un baúl amplísimo, como también para aquellos que valoren las ventajas que les aportará dará su robustez y su despeje.


Lo Bueno

Motor y caja de sexta
Prestaciones
Confort de marcha
Robustez general
Espacio interior y baúl

Lo Malo

Algunos plásticos
Faltantes de equipamiento
Dirección pesada
Insonorización en ruta
Sensible al viento lateral


FICHA TECNICA

Motor
4 cilindros, 16 válvulas
Cilindrada: 1.998 cm3
Alimentación: Nafta
Potencia: 138 CV a 5.550 rpm
Torque: 19,7 kgm a 3.750 rpm

Transimisión
Caja: Manual de seis marchas
Tracción: Delantera
Frenos: Disco ventilado/Tambor

Tren de Rodaje
Suspensiones: McPherson/Barra de torsión
Dirección: Hidráulica
Neumáticos: 215/65 x 16″

Dimensiones y Capacidades
Largo/Ancho/Alto: 4,315/1,822/1,690 mm
Peso: 1316 kg
Baúl: 475 litros
Tanque: 50 litros

EQUIPAMIENTO DE CONFORT
Butaca y volante regulable en altura
Llantas de aleación
Pack eléctrico
Pantalla táctil con navegador
Sensor de estacionamiento trasero

EQUIPAMIENTO DE SEGURIDAD
Airbags frontales
Apoyacabezas (5)
Cinturones inerciales (4)
Faros antiniebla delanteros

PRESTACIONES

Aceleraciones
0-100 km/h: 10,0 s.
0-400 metros: 17,3 s.
0-1000 metros: 32,0 s.

Recuperaciones
80-120 km/h en 4°: 10,0 s.
80-120 km/h en 5°: 14,4 s.

Frenada
100-0 km/h: 45,3 mts.
140-0 km/h: 89,9 mts.

Consumos
100 km/h: 6,9 litros/100 km.
130 km/h: 9,1 litros/100 km.
Urbano: 10,8 litros/100 km.

Autoweb
Autoweb
AUTOR
PERFIL
  • DISEÑO
  • HABITABILIDAD / CONFORT
  • PRESTACIONES / MOTOR
  • COMPORTAMIENTO
  • SEGURIDAD
  • PRECIO / COMPETENCIA
  • EQUIPAMIENTO

Renault Duster 4x2

- Precio $ 153.900
- Potencia 138 CV
- Aceleración 0 a 100 km/h 10,0 seg.
- Consumo promedio 8,9/100 km

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply