Cómo cambió la importación de autos brasileños en 2021

Cómo cambió la importación de autos brasileños en 2021

Analizamos los últimos tres meses de venta frente al mismo período de 2020. Datos marca por marca y el cambio radical en el liderazgo.

Por Martín Simacourbe

Si algo trajo como novedad este 2021 al mercado de automóviles en la Argentina fue el cambio en el liderazgo en ventas: Toyota le arrebató el histórico número uno a Volkswagen.

Y gran parte de eses cambio se explica en otra gran modificación: hasta 2020, la mayoría de los automóviles vendidos en la Argentina eran de origen brasileño; hoy son locales.

Las ventas de automóviles brasileños en el mercado nacional cayó del 58 al 43 por ciento en lo que va de 2021 con respecto a 2020, mientras que los fabricado en la Argentina crecieron de 33 a 49 por ciento.

Si salimos de los porcentajes y vamos a las cifras concretas, comparar ambos años no es del todo justo, ya que durante una parte de 2020 las ventas estuvieron muy castigadas por el confinamiento.

Por eso en este informe vamos a comparar lo sucedido en los últimos tres meses (julio, agosto y septiembre) contra el mismo período del año pasado, cuando la actividad, al menos en lo referente a ventas de automóviles, ya estaba restablecida.

La falta de dólares y las restricciones al ingreso de vehículos de Brasil se ve claramente en el total: de unos 47.000 vehículos con ese origen vendidos en el trimestre seleccionado del año pasado, la cifra baja a poco más de 35.000 unidades, lo que representa un 25 por ciento de caída.

No tenemos cifras cerradas porque ACARA no discrimina entre algunos modelos como los V-Drive (brasileño) y Versa (mexicano), la EcoSport, que ahora llega de India, o los pocos Sandero y Logan que llegan de Brasil. Salvando eso, vamos a ver cómo le está yendo a cada una.

La gran ganadora, como en el mercado general, es Toyota, que gracias a las exportaciones de Hilux y SW4 tiene flujo continuo de modelos importados.

La japonesa pasó de 4.892 a 10.311 modelos brasileños vendidos en los trimestres comparados (110 por ciento de mejora), sobre todo gracias a la llegada del Corolla Cross.

En contrapartida, Volkswagen, que dio de baja el Up pero también sumó al Nivus, pasó de 11.292 a 7.490 unidades (34 por ciento abajo), dejando el primer puesto.

Tercera sigue General Motors, que además de las políticas argentinas, sufrió como nadie la crisis de los chips. Bajó de 7.558 a 4.147 unidades, un 45 por ciento.

Con FCA sucedió algo similar, bajando de 5.419 a 3.993 las ventas de Fiat (26 por ciento), pero manteniendo parejas las de Jeep, que subieron de 2.562 a 2.794 unidades (10 por ciento arriba).

Citroën y Peugeot casi no alteraron sus números. La primera (con el C4 Cactus como protagonista) bajó de 2.044 a 2.013 unidades y la segunda (solo con el 2008) pasó de 887 a 802 unidades.

El otro cambio drástico se dio en Ford, que finalizó la producción de Ka y EcoSport en Brasil. El año pasado había vendido 4.728 unidades de estos dos modelos y este año apenas comercializó 376 (tomamos septiembre de EcoSport como importadas de India), mas de un 90 por ciento de reducción.

Renault es otra de las grandes perjudicadas ya que no exporta grandes números desde Santa Isabel. Retrocedió de 4.452 a 1.131 unidades, el 75 por ciento.

Con Nissan, como dijimos, la cuenta es más complicada, pero sin tomar en cuenta el Versa, bajó de 1.576 a 981 unidades (en medio dio de baja el March), el 38 por ciento.

Honda también contrajo sus importaciones de Brasil, que ya eran reducidas, de 342 a 137 unidades, lo que representa un 60 por ciento de caída.

La otra que alteró para bien estos números es Hyundai, que no produce en la Argentina pero comenzó a importar la Creta de Brasil, con 267 unidades vendidas en este último trimestre.

Autoweb
Autoweb
AUTOR
PERFIL

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply