Los secretos mecánicos del Toyota GR Yaris

Los secretos mecánicos del Toyota GR Yaris

Te contamos todo sobre el motor, las suspensiones, el sistema de tracción y los frenos, adaptados especialmente para este GR Yaris.

Toyota presentó ayer en la Argentina el GR Yaris, una versión del compacto japonés especialmente preparada por la división Gazoo Racing con la experiencia obtenida en el campeonato mundial de rally.

Para conocer todos los detalles de equipamiento y precio, te recomendamos visitar esta nota, pero ahora nos vamos a centrar en algunos aspectos mecánicos que permitieron crear esta pieza única.

El motor es un tres cilindros de 1.6 litros que eroga 261 CV a 6.500 rpm y un torque de 360 Nm entre 3.000 y 4.600 vueltas, pero cuenta con varias innovaciones.

El sistema de combustión está compuesto por puertos de alta eficiencia y válvulas con un mayor ángulo y mayor diámetro. También posee bielas de alta resistencia, pistones livianos, árbol de levas con un radio ligeramente cóncavo y bobinas de encendido de alta potencia. 

Para mejorar el tiempo de respuesta del turbo, Toyota adoptó sellos más resistentes al desgaste y la fricción. Además, va situado muy cerca de las válvulas de salida de gases de escape, para que estos fluyan más rápidamente hacia la turbina, y se integra al colector de escape, con lo que se reduce el peso.

El intercooler, de flujo cruzado, cuenta con un tubo de gran longitud y unas aletas internas que permiten una baja pérdida de presión para ayudar a generar una mayor potencia, una mejor respuesta y una mayor capacidad de refrigeración.

El GR Yaris está equipado con un sistema de inyección doble (D4-S), directa e indirecta, a alta presión, que funciona a una presión específica para conseguir una pulverización más fina. El diseño de pulverización, con seis orificios, evita interferencias con las válvulas para ayudar a conseguir menos emisiones y ha sido optimizado para un funcionamiento más preciso.

La inyección indirecta se realiza mediante unos inyectores de boca larga y diez orificios. El caudal del puerto de admisión ha sido optimizado para reducir la adhesión del combustible a las paredes, lo que contribuye a minimizar el consumo de combustible y las emisiones.

A su vez, se ha desarrollado un sistema de admisión que permite un sonido más deportivo. Con la batería situada en el baúl, se generó un espacio para integrar un gran filtro de aire, que ayuda a reducir las pérdidas de potencia por baja presión. 

El filtro emplea un nuevo compuesto de papel y una fibra fina, que resulta eficiente tanto para captar el polvo como para reducir las pérdidas por baja presión. Una estructura de separación aire-líquido impide que entre agua o nieve en el sistema.

Otra innovación es el radiador de aceite, realizado en aluminio y ubicado a la salida de la bomba de agua, lo que mejora el rendimiento y la eficiencia de la refrigeración.

En cuanto al sonido del motor, el GR Yaris cuenta con un control activo que trabaja mediante un micrófono para detectar el ruido generado por el motor, calculando de manera automática el sonido que emitirá por los parlantes para maximizar las sensaciones.

El sistema de tracción integral GR-Four es el primero creado por Toyota en 20 años y fue desarrollado especialmente para el GR Yaris. Tiene un diseño simple y de bajo peso comparado con los sistemas alternativos de acoplamiento doble o diferencial central.

Controlado electrónicamente, dispone de tres modos de conducción que utilizan relaciones de transmisión ligeramente distintas entre el diferencial delantero y el trasero, lo que permite enviar una mayor fuerza de tracción hacia las ruedas traseras. 

La unidad de control electrónico determina la distribución del torque en función de las condiciones de la conducción, según los datos de velocidad, aceleración, freno y dirección. El control electrónico del embrague multidisco utiliza información sobre la velocidad de las ruedas y los sensores, así como el sensor de temperatura del embrague.

En cuanto a suspensiones, se elevó la rigidez del conjunto con la inclusión de un refuerzo adicional al brazo de suspensión delantero, sumando a una exclusiva rótula delantera. 

Gracias a la nueva plataforma, el diseño de la suspensión trasera recurre a una configuración de doble horquilla. Como sucede con la suspensión delantera, el diseño consigue un peso reducido y una elevada rigidez, maximizando la adherencia de los neumáticos.

Los frenos cuentan con discos ventilados y ranurados. Son de 356 mm con calipers de cuatro pistones adelante y de 297 mm con calipers de dos pistones atrás. Por su parte, la columna de dirección está hecha de aluminio y se ha reducido al mínimo el tiempo de activación de la asistencia a la dirección cuando el conductor gira el volante.

Autoweb
Autoweb
AUTOR
PERFIL

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply