Dos marcas argentinas que se llevó la híper de hace 30 años

Dos marcas argentinas que se llevó la híper de hace 30 años

La hiperinflación argentina de 1989 y 1990 acabó con dos automotrices argentinas: IES y Eniak. Te contamos todo lo que produjeron.

Al menos en términos económicos, el final del gobierno de Alfonsín y el comienzo del de Menem, fueron bastante caóticos, con dos fuertísimos picos inflacionarios que alcanzaron la tan temida híperinflación.

El primero fue en febrero de 1989 y derivó en una inflación cercana al 80 por ciento solo en el mes de mayo. Por supuesto, en las elecciones de ese mes, triunfó la fórmula opositora, que tomó el gobierno anticipadamente en julio, cuando la inflación alcanzó casi el 200 por ciento mensual.

El cambio trajo algo de calma y entre septiembre y noviembre los precios aumentaron menos del 10 por ciento mensual, pero en enero de 1990 la inflación volvió a trepar al 80 por ciento y en marzo casi llega al 100 por ciento.

Aunque desde abril, y por largo tiempo, el aumento de precios no volvió a superar el 20 por ciento, los problemas económicos que arrastró esa crisis fueron fulminantes para dos empresas argentinas que durante los años ochenta habían desarrollado una pequeña gama de productos de producción nacional.

La más importante fue IES (Industrias Eduardo Sal-lari), que tras quedarse con los activos de Citroën (abandonó el país en 1979) no solo reactivó la gama de la francesa sino que también creó sus propios productos e incluso tenía proyectado uno más importante, que no llegó a cristalizarse.

En 1982, IES volvió a producir el 3CV con marca Citroën, pero al año siguiente, ya en la nueva planta de Mercedes, comenzó a fabricar el modelo con su propio logo. Ese mismo año “resucitó” el furgón del modelo, al que denominó Carga, y el Mehari, que fue bautizado Safari.

En 1985, el 3CV ganó un rediseño y pasó a llamarse América. Al año siguiente, el Safari salió de la línea, pero en 1987, el producto originalmente estrenado en Francia en 1948 recibió nuevas mejoras (como la palanca al piso y un conjunto de suspensiones renovado) y se denominó Súper América.

Un año más tarde, IES creó su primer modelo propio. Utilizando la base y mecánica del 3CV, sacó al mercado la Gringa, un utilitario que tenía versiones pick up y furgón. Al poco tiempo apareció el Gringo (ambos con muy pocas unidades producidas), una versión cerrada al estilo de los actuales SUV. Todos venían con tracción simple o doble y el motor mejorado de 600 cm3 del 3CV.

Con la crisis, Sal-lari tuvo que cerrar sus puertas en 1990, cuando tenía encaminado el proyecto del Latinoamericano, una berlina que soñaba con poder “franquiciar” en los países del continente que estuvieran dispuestos a producirlo.

La segunda terminal argentina era Eniak, del empresario Luis Gaggino. Nació en 1984, cuando comenzó producir en forma artesanal en el barrio de Mataderos el Antique, un automóvil moderno pero con diseño de roadster clásico. Llevaba el motor 1.8 del VW 1500 y algunas pocas unidades llegaron a montar el 3.6 del Falcon.

La buena relación de Gaggino con Volkswagen derivó en la creación de la Durango, una pick up que tomaba como base el VW 1500 y que debutó en 1986, primero con tracción 4×4 y luego, en la versión 1000 (por su capacidad de carga de una tonelada), con tracción delantera. También llevaba el motor del ex-Dodge (esta vez el 1.5 de 71 CV). Como los IES, ambos productos no sobrevivieron a la hiperinflación y fueron discontinuados hace 30 años.

Agradecemos algunas imágenes a Archivo de autos y Vaderetro

3 comentarios
Autoweb
Autoweb
AUTOR
PERFIL

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply

3 Comentarios

  • Adolfo
    18 agosto, 2020, 3:33 pm

    No tenía ni idea de la Durango, la Gringa y el Gringo.

    RESPONDER
  • Vando
    19 agosto, 2020, 4:39 pm

    La historia de Ies la conocía en parte. No sabía de los modelos tipo Suv.
    Y tampoco no sabía nada de la Durango.
    Una pena que hayan quebrado y que no hayan tenido la oportunidad de seguir fabricando.
    Excelente nota.

    RESPONDER
  • Miguel Angel
    22 agosto, 2020, 10:23 am

    Excelente nota , para recordar y para llorar . Nuestros gobiernos no se saltean ningún paso hacia la decadencia. Vamos por mas.

    RESPONDER