La historia del Volkswagen Brasilia, un éxito que no tuvimos

La historia del Volkswagen Brasilia, un éxito que no tuvimos

Fue una rural que nació en Brasil y también se vendió en México y otros mercados, pero nunca tuvimos en la Argentina. Fue predecesora del Gol.

Antes del Mercosur, hubo muchos modelos que jamás cruzaron la frontera entre Argentina y Brasil. Y uno de los más famosos por allá que nunca tuvimos fue el Brasilia, que debe su nombre a la nueva capital creada en 1960.

El Brasilia debutó en junio de 1973 como una versión más económica de la 412 Variant, manteniendo su carrocería a medio camino entre un hatch y un familiar y la motorización posterior tipo bóxer refrigerada por aire. Fue un desarrollo de la filial brasileña, que por entonces comenzaba a tener una gama independiente de Alemania, como sucedió con el deportivo SP (ver más).

Medía 4,01 metros de largo y 2,40 entre ejes, la misma distancia del Fusca, con el que compartía plataforma. El motor era un 1.6, a diferencia del 1.3 o 1.5 del Escarabajo. Su éxito fue inmediato y en los siguientes cuatro años quedó siempre segundo del Fusca en los rankings de ventas, hasta que en 1979 tomó el liderazgo.

En 1974 comenzó a ser producido en México (donde lo recordamos como el auto del Señor Barriga). En 1978 tuvo su primer y único rediseño, con nuevos paragolpes, capot y unas luces traseras al mejor estilo Mercedes.

Ese mismo año se presentó la Variant II, una Brasilia más grande (ver foto de abajo), con 4,33 metros de largo, pero las mismas puertas y parabrisas, que solo se produjo hasta 1981.

En 1978 se presentó en Brasil la versión de cinco puertas, que ya se exportaba a mercados como Bolivia, Chile y Venezuela, pero también a Portugal o Nigeria, donde se llamó Igala.

Desde 1980, la Brasilia vio como el Gol, que era algo más pequeño y menos potente, comenzaba a hacerle sombra, pese a que en su vida comercial había ganado versiones más lujosas. La Parati, primera versión rural del Gol, que no tuvimos en Argentina, reemplazó a la Variant II.

En marzo de 1982, ya con el Gol 1.6 en la calle, el Brasilia se despidió del mercado con más de 1 millón de unidades producidas. A nuestro mercado, la nueva familia llegaría de la mano del Gacel. Recién en 1991 tuvimos al Gol y cinco años después llegó la Parati de segunda generación, con el nombre Country.

Autoweb
ADMINISTRATOR
PERFIL

Noticias Relacionadas

Dejá un comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios.