SP2: el deportivo “sin potencia” que VW fabricó en Brasil

SP2: el deportivo “sin potencia” que VW fabricó en Brasil

Fue un deportivo de bellísimas líneas creado por Volkswagen para el mercado brasileño en la década del 70. Pero su motor nunca lo acompañó.

Aunque la historia de Volkswagen en la Argentina es relativamente joven (cumplió 40 años hace muy poco, ver más), en Brasil el derrotero de la alemana comenzó mucho antes, en 1953, con el Fusca.

El poder de la filial sudamericana se puede ver, entre otras cosas, en la capacidad que ha tenido para producir modelos en forma independiente a la casa matriz, como la Brasilia o el Gol (ver historia).

Pero antes de eso, a fines de los sesenta y en un mercado cerrado a las importaciones, el presidente de la filial, Rudolf Leiding (que luego fue el número uno de la empresa a nivel mundial), promovió la creación de un deportivo para suceder al Karmann Ghia que vendía VW.

El resultado fue la línea SP, un deportivo de bellísimas líneas, con su trompa afilada, los faros bajos (esto impidió su entrada en algunos mercados por no superar la homologación), las entradas de aire posteriores y la suave caída de la luneta. Se dice que su diseño inspiró al del Porsche 924.

Fue pensado para Brasil y prácticamente no salió del territorio brasileño: de las más poco de 10.000 unidades producidas, menos de 1.000 fueron exportadas a pocos mercados de Latinoamérica y Africa, y apenas un puñado llegó a Europa.

Su éxito fue relativo pese al atractivo de su diseño. Arrastraba la base mecánica del Fusca, un auto creado en los años treinta y ninguna de sus dos variantes satisfizo a quienes buscaban un deportivo de buenas sensaciones al volante: el SP1, con motor 1.600 de 65 CV y el SP2, con 1.700 cm3 y 75 CV, eran acompañados por una caja manual de cuatro marchas y la tracción trasera.

El limitado poder del motor refrigerado por aire sacó rápidamente del mercado al SP1, pero el SP2 tampoco la pasó bien. Las siglas de su nombre estaban inspiradas en la ciudad de San Pablo, pero en la calle fue catalogado como “Sin Potencia”.

Pese a que vendía muchas menos unidades por su condición de artesanal, el Puma, otro deportivo brasileño creado “puertas adentro”, lo dejaba en ridículo en términos de prestaciones. No era mucho más potente, pero su carrocería de fibra de vidrio favorecía la relación peso/potencia.

El SP2 medía 4,22 metros de largo, 1,61 de ancho, apenas 1,16 de alto y 2,40 entre ejes. El baúl era de limitados 141 litros, ubicado en la parte delantera.

Atrás, el portón dejaba lugar para apoyar objetos sobre la tapa del motor, pero demasiado expuestos detrás de la cabeza de los ocupantes posteriores, a los que solo se les ofrecía un sector tapizado, sin asientos.

Fue producido apenas durante cuatro años (de 1972 a 1976) y hoy es ampliamente buscado en el mercado mundial de los clásicos, aunque no es fácil encontrar unidades en buen estado por los problemas de corrosión.

2 comentarios
Autoweb
Autoweb
AUTOR
PERFIL

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply

2 Comentarios

  • Adolfo
    9 octubre, 2020, 3:08 pm

    Que lindo diseño, lástima el ridículo motor que le pusieron. Al lado de nuestro Torino, "Brasil, decime qué se siente", ja.

    RESPONDER
  • Sergio
    11 octubre, 2020, 8:21 am

    Excelente nota!

    RESPONDER