NSU Ro-80: un adelantado que terminó fracasando

NSU Ro-80: un adelantado que terminó fracasando

Tenía un diseño muy moderno para su época gracias a la utilización del motor Wankel. Pero los problemas de confiabilidad lo condenaron.

En el Salón de Frankfurt de 1967, la automotriz alemana NSU, que hasta ese momento se había destacado por la producción de motos y del modelo compacto Prinz, lanzó al mercado el revolucionario Ro-80.

Se trataba de un sedán de 4,78 metros de largo que se destacaba por sus modernas líneas, con una amplia distancia entre ejes y un capot bajo que era posible gracias a su más grande innovación: el motor rotativo.

Este propulsor, que luego hiciera famoso Mazda en varios de sus deportivos, había sido parte de algunos proyectos, pero nunca montado en un vehículo de gran producción.

El motor rotativo tenía varias ventajas, pero también unos cuantos defectos. Entre los primeros estaba una relación entre cilindrada y potencia comparable a la de los actuales motores turbo. Con 995 cm3 erogaba 115 CV.

Pero el Ro-80 no limitaba su modernidad al motor: tenía una caja semiautomática sin embrague, dirección asistida, frenos a disco, tracción delantera y suspensiones independientes, cosas no muy comunes en la industria alemana de esos tiempos. Eso le valió ser votado como el Auto del Año europeo en 1968.

Sin embargo, la idea de montar una motorización novedosa fue un gran dolor de cabeza para NSU. El motor Wankel sufría muchísimos problemas y no fueron pocas las unidades que requirieron cambiar el motor más de una vez.

Eso desgastó enormemente la imagen de un modelo que tampoco destacaba por un diseño y calidad interior a la altura de su elevado precio, pero que sin dudas había revolucionado la industria europea del automóvil, sobre todo a nivel de diseño, presagiando a muchas berlinas de los años setenta.

Con las reparaciones, NSU perdió muchísimo dinero y fue absorbida por Audi (que ya era parte de Volkswagen) en 1969. Con nuevos activos, los problemas del motor fueron reparados hacia 1970, pero la imagen del Ro-80 estaba muy dañada.

Y justo cuando el modelo levantaba gracias a la mejorada confiabilidad del motor Wankel, la crisis del petróleo de 1973 le dio el golpe final, debido al alto consumo que tenía el moderno propulsor.

El otro desarrollo de NSU entre las berlinas fue el K70, ya con un motor tradicional de cuatro cilindros que estaba previsto lanzarse en 1969.

Con la intervención de Volkswagen, el modelo finalmente fue lanzado con el logo de VW (manteniendo el nombre), en reemplazo del poco exitoso Tipo 4 y siendo el primer modelo de la marca con motor delantero refrigerado por agua.

La producción del Ro-80 finalizó en 1977 con menos de 40.000 unidades producidas, cifra que lo pone a la altura de un fracaso comercial. Pero la modernidad de este NSU fue un puntal importante para el desarrollo del prestigio de Audi en los siguientes años.

4 comentarios
Autoweb
Autoweb
AUTOR
PERFIL

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply

4 Comentarios

  • Santiago
    27 julio, 2021, 11:57 am

    Un diseño de Claus Luthe, uno de los cuantos autos geniales que dejó.

    RESPONDER
  • Matías López de Briñas
    27 julio, 2021, 3:05 pm

    qué buena crónica !

    RESPONDER
  • Adolfo
    27 julio, 2021, 4:46 pm

    Que lindo diseño.

    RESPONDER
  • Tito Villena.
    1 agosto, 2021, 9:41 am

    NSU.ERMOSA carrocería para la época.

    RESPONDER