Lo de Voltswagen era una farsa: la riesgosa broma de VW

Lo de Voltswagen era una farsa: la riesgosa broma de VW

Finalmente, y pese a que existió un comunicado oficial, el cambio de nombre de VW en EE.UU. se trató de una maniobra de marketing.

Lo que en principio se creía una broma más del April Fool’s Day (el día de los inocentes del hemisferio norte, que se festeja el primer día de abril), pero que luego fue tomando carácter oficial, terminó siendo finalmente una movida de marketing por parte de Volkswagen.

Las dudas comenzaron a media mañana de ayer, cuando la marca emitió un comunicado oficial (ver más) revelando el cambio de nombre a Voltswagen (algo válido solo para el mercado de Estados Unidos), para vincular a VW con la nueva etapa eléctrica que se está iniciando gracias al lanzamiento en ese mercado del ID.4.

La movida incluyó el cambio de la web oficial de la marca en Estados Unidos (que sigue estando online), la creación de una cuenta de Twitter y hasta declaraciones oficiales comentando los por qué del reemplazo de la K por la T (en alusión a la palabra voltio), entre otras acciones.

Pero finalmente todo se trató de una riesgosa campaña que logró en parte su cometido: ayer los principales portales de noticias del mundo hablaron de Volkswagen (o de Voltswagen). Sin embargo, también se reflotó el escándalo de las emisiones en el que estuvo envuelta la compañía, principalmente en Estados Unidos.

El Dieselgate, que salió a la luz en 2015 y que implicó la alteración de los resultados técnicos de las emisiones contaminantes de 9 millones de unidades, le costó a Volkswagen más de 30.000 millones de dólares, entre los que se cuentan los 17.500 millones que pagó en compensaciones a usuarios y los más de 4.000 millones que abonó en multas al estado norteamericano.

Autoweb
Autoweb
AUTOR
PERFIL

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply