Turbo en la Argentina: lo que hay y lo que viene

Turbo en la Argentina: lo que hay y lo que viene

A las recientes a apariciones, se le sumarán este año varias propuestas regionales con motorización turno naftera. El detalle de lo que viene.

Hace dos años, realizamos una  nota en AutoWeb donde detallábamos la tibia introducción del turbo en nuestro mercado (ver más). Aunque de ese tiempo a esta parte, las cosas han cambiado.

En esa nota hablábamos de todo el mercado, pero esta vez nos vamos a centrar en los turbo nafteros de baja cilindrada (menor a 2.0 litros) de producción regional, ya que entre lo que había, lo que llegó y lo que está programado, estamos hablando de 12 motores y más de 20 modelos.

En los últimos tiempos aparecieron los Chevrolet Onix (1.0 de 116 CV, ver prueba) y Tracker (1.2 de 132 CV, ver prueba), la reciente Ford Bronco (1.5 de 175 CV, ver más) y el ya no tan nuevo Volkswagen Nivus (1.0 de 116 CV).

Estos se sumaron a los ya existentes Chevolet Cruze (1.4 de 153 CV) y Equinox (1.5 de 172 CV), los Citroën C4 Cactus y Lounge y los Peugeot 2008 y 308 (todos con el 1.6 de 165 CV) y los Volkswagen Golf, Vento y Tiguan (1.4 de 150 CV).

En la lista reciente desaparecieron los Honda Civic 1.5 (solo quedó el aspirado), 408 1.6 (se mantiene el turbodiesel) y VW Up 1.0 (el modelo fue discontinuado).

Pero lo más interesante es lo que se viene. En breve VW sumará el 1.0 del Nivus a la gama del T-Cross y más tarde estrenará el Taos nacional con el 1.4 ya conocido (ver más).

Algo más tarde aparecerá el nuevo Renault Duster, que estrenará en la gama el 1.3 que Mercedes ya utiliza en la gama baja (ver más). Ese motor llegará luego al Captur.

Casi al mismo tiempo, la ex FCA sumará otro 1.3 a sus gama media alta, con presencia en la Fiat Toro y el Jeep Compass (luego será tiempo del Renegade).

Y para cerrar la lista, se espera que el nuevo B-SUV de Fiat (un derivado del Argo) sea el primero en llevar el nuevo 1.0 de la marca, un motor que luego debería llegar a Cronos, la gama baja de Renegade y, quien sabe, pueda sumarse a los productos de la ex PSA gracias a la fusión de Stellantis.

Además, ya para 2022, el 1.0 de VW debería extenderse a la gama de Polo y Virtus y el 1.5 de la Bronco montarse en la Ford Maverick, que también llegará importada de México.

1 comentario
Autoweb
Autoweb
AUTOR
PERFIL

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply

1 Comentario

  • Adolfo
    8 marzo, 2021, 4:00 pm

    Turbo para todos y todas.

    RESPONDER