El rover de la NASA cumple 50 años en la luna

El rover de la NASA cumple 50 años en la luna

Se cumple medio siglo de la hazaña de haber conducido un vehículo fuera de nuestro planeta. En total, hay tres rover abandonados allí.

El hombre llegó hace 52 años a la luna, pero con el cuarto alunizaje tripulado (que despegó el 26 de julio de 1971), un automóvil conducido por el hombre rodó por primera vez fuera de nuestro planeta.

En misiones anteriores, algunos vehículos con manejo remoto habían rodado por la luna, pero el 31 de julio de 1971, el astronauta Dave Scott fue el primer conductor lunar de la historia.

El denominado rover lunar (nada que ver con la empresa británica) fue desarrollado por Boeing y Delco, una de las tantas empresas de General Motors (ver más).

En total se desarrollaron ocho vehículos, pero solo tres se posaron en la superficie lunar. El primero, que formó parte de la misión del Apolo 15, recorrió una distancia de 28 km y fue fundamental para extender el radio de búsqueda de material lunar más allá de lo que podían caminar los astronautas.

El segundo (Apolo 16, abril de 1972) lo hizo casi en la misma distancia, pero el tercero (Apolo 17, la ultima misión tripulada que llegó a nuestro satélite en diciembre de 1972) sumó en el odómetro más de 35 km (por seguridad, nunca a más de 10 km del módulo lunar). En todos los casos, fue una ardua tarea, ya que el rover no superaba los 15 km/h.

Fabricar estos vehículos fue todo un desafío: debían pesar menos de 230 kilos, pero ser capaces de cargar más de 500 kilos. Tenían la capacidad de llevar a dos astronautas y medían 3,10 metros de largo y 1,80 de ancho, con un despeje de 35 cm.

Llevaban cuatro motores eléctricos, uno por rueda (que no eran neumáticos llenos de aire, sino realizados con mallas de acero), con una autonomía total de 180 km.

1 comentario
Autoweb
Autoweb
AUTOR
PERFIL

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply

1 Comentario

  • Matías López de Briñas
    30 julio, 2021, 2:00 pm

    Muy buena nota!

    RESPONDER