Latin NCAP difundió nuevos resultados para sillas infantiles

Latin NCAP difundió nuevos resultados para sillas infantiles

El programa que evalúa el rendimiento de las sillas infantiles en la región difundió nuevos resultados y recomendaciones para los usuarios.

El Programa de Evaluación de Sistemas de Retención Infantil (PESRI), difundió la evaluación del desempeño de seguridad de doce Sistemas de Retención Infantil (SRI) vendidos en la región de América Latina y el Caribe.

También se suman resultados de dos modelos que habían sido evaluados en 2019 sólo con anclajes isofix y fueron ahora también evaluados con cinturón de seguridad.

Las pruebas incluyen seis modelos únicamente para bebés (Britax Baby Safe 2, Chicco Autofix Fast, Cybex Aton Q, Cybex Cloud Q, Maxi Cosi Cabriofix y Peg Perego Primo Viaggio SL), cuatro modelos convertibles para bebés o infantes (Cybex Sirona S, Bébé Confort Axissfix, Maxi Cosi Axissfix Plus y D’bebe Confort) y cinco sillas multigrupo que pueden utilizarse en múltiples configuraciones (Cybex Pallas M y M-Fix, Monza Nova IS, Kiddo Adapt y Bebesit Supersport) y como Boosters.

PESRI recuerda que los SRI multigrupo abarcan más de un grupo de pesos y son populares porque son una solución para transportar a los niños a lo largo de varias etapas del crecimiento. Sin embargo, las pruebas muestran nuevamente que difícilmente alcanzan buenos rendimientos en todo el rango de uso.

Aunque cada vez hay más modelos que ofrecen isofix de serie, la mayoría de los SRI en América Latina son instalados y sujetos al vehículo con el cinturón de seguridad. Esto sucede por la ausencia de anclajes isofix en los vehículos, la ausencia de SRI con estos anclajes o a la combinación de ambas.

Según PESRI, el uso correcto del SRI determina el nivel de protección. Las rutas de cinturón de seguridad incorrectas, la holgura en el arnés o el cinturón del vehículo así como el uso de un SRI inapropiado (por ejemplo, tamaño u orientación incorrectos) elevan las probabilidades de consecuencias graves sobre los niños en caso de siniestro, independientemente de las cualidades protectoras de los asientos cuando se utilizan de manera óptima.

Algunas recomendaciones del organismo son que todo niño debe utilizar algún tipo de SRI hasta alcanzar al menos 1,35 metros de altura.

También que hay que utilizar el SRI apropiado mirando hacia atrás para niños pequeños al menos hasta los 18 meses de edad y cuando sea posible hasta los tres años.

Y por último, que dado que la mayoría de los vehículos del mercado latinoamericano carecen de una protección adecuada contra impactos laterales, cuando se utilizan boosters, se recomienda utilizar los que tiene respaldo para mejorar la protección en un eventual impacto lateral.

Autoweb
Autoweb
AUTOR
PERFIL

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply