Contacto: Chevrolet Onix RS

Contacto: Chevrolet Onix RS

Manejamos brevemente la nueva versión de uno de los modelos más exitosos del mercado. Equipamiento base, motor turbo y caja manual.

Por Martín Simacourbe

A fines de marzo, General Motors lanzará en la Argentina el Chevrolet Onix RS, una versión con espíritu deportivo pero sin cambios en la motorización.

Antes de su inicio comercial, la marca americana está llevando adelante algunas acciones promocionales y aprovechamos una de ellas para tener un breve contacto con algo que, hasta ahora, no habíamos manejado: el motor turbo unido a la caja manual.

Esta será la única configuración motriz disponible para el RS (también lo está en la Premier). Es una pena que la marca no haya optado por el 1.2 turbo de la Tracker o del Onix mexicano (ni siquiera está disponible para Brasil) para darle un verdadero espíritu deportivo a la nueva versión.

Sin embargo, gracias a que el 1.0 turbo tricilíndrico es de los motores más modernos y eficientes del segmento (ver prueba del Premier automático), el Onix RS garantiza una buena respuesta desde el acelerador.

Es cierto que es lo mismo que se puede encontrar en un Premier, pero también lo es que ninguno de sus rivales es capaz de emularlo (hablamos de bajar la aceleración de los 10 segundos), salvando a los Sandero RS y Polo GTS.

La caja manual, de solo cinco marchas, es de buen funcionamiento, con una selectora firme y precisa. En el breve trayecto no comprobamos si será necesaria una sexta (algo que el Onix sí se ofrece en Brasil) para relajar los consumos, pero a 100 km/h viaja a 2.750 vueltas en quinta.

Al tener el mismo motor, el RS es más bien un RS-line, por decirlo de alguna manera, ya que solo muestra su faceta deportiva con decoraciones. Además de spoilers y faldones, el negro es el protagonista y aparece en los logos de la marca, la denominación Onix, los faros, las llantas, el techo, los espejos y hasta en el revestimiento de la plancha, el techo y los parantes internos.

Sin embargo, el modelo no se ubicará como un tope de gama, sino como una versión intermedia que reúne el equipamiento LT con algunos extras (las mencionadas llantas de aleación, el tapizado mix cuero-tela y volante de doble regulación) y la motorización turbo, que hasta hoy está reservada al acabado Premier.

Olvidate así de tener sensores, alerta de punto ciego, estacionamiento asistido, cargador inalámbrico, OnStar o wifi, cosas reservadas al full. Lo bueno es que como todos los Onix viene con seis airbags y control de estabilidad, algo que ningún muy pocos modelos del segmento pueden presumir.

Así, el RS se debería ubicar en precio entre el LT 1.2 y el Premier 1.0 manual, que hoy cuestan respectivamente 1.499.900 y 1.802.900 pesos, pero para tener certezas hay que esperar hasta el otoño.

Autoweb
Autoweb
AUTOR
PERFIL

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply