Así es la nueva generación del Mercedes Clase S

Así es la nueva generación del Mercedes Clase S

Continuista en lo estético pero, como siempre, lleno de nuevas tecnologías. Tiene cuatro ruedas motrices, un nuevo airbag y manejo autónomo.

Como es habitual desde hace varios años, el Clase S sedán tiene dos tipos de carrocería, una de 5,18 metros de largo y una con entre ejes extendido que llega a 5,29. Es un poco más grande que el anterior y el baúl crece 40 litros hasta entregar 550.

El estilo es bastante continuista, manteniendo el diseño clásico del buque insignia de Mercedes y aunque cambio casi todo, la gran novedad es que los faros traseros dejaron el estilo vertical por uno horizontal.

Por dentro hay cambios más notables, ya que Mercedes archivó el conjunto único que formaban tablero y pantalla (y que luego “bajó” a todos sus modelos) por una pantalla táctil de 13″ dispuesta en forma vertical que aglutina las principales funciones (se eliminaron 27 botones).

Como este tipo de vehículos es muy utilizado con chofer, atrás el lujo no declina. Cada pasajero tiene su propia pantalla táctil (con activación por huella digital), masajeador y un inédito airbag frontal disponible en las versiones de carrocería larga.

Algunas novedades de esta generación son las manijas que se despliegan al llegar al vehículo (hay versiones con las tradicionales), un tablero con información en tres dimensiones, el head up display con realidad aumentada (coloca la información “sobre el asfalto”) y más funciones gestuales (como abrir el techo corredizo con solo “pasar” la mano o elegir qué retrovisor comandar con solo mirarlo).

Una de las más llamativas, que no es novedad en la industria pero sí en el Clase S, es el sistema de cuatro ruedas directrices, que imitan el giro de las delanteras a altas velocidades y giran de manera contraria en maniobras a baja velocidad, lo que reduce notablemente el radio de giro.

En seguridad, además del mencionado nuevo airbag, hay un sistema que eleva el lateral de la carrocería si detecta que va a sufrir un impacto (utiliza la suspensión regulable que se adapta al camino y hasta puede inclinarse ante una curva) y luces de mayor tecnología. También habrá mercados donde esté disponible un airbag central delantero para evitar el choque de cabezas entre ambos ocupantes.

El Clase S está habilitado para circular con un nivel 3 de autonomía y también para estacionarse en forma remota sin pasajeros en el habitáculo (dos cosas que no podrán utilizarse en todos los mercados por la legislación vigente de cada uno).

En Europa los motores nafteros tienen hibridización ligera y entregan entre 367 y 435 CV, en tanto los diesel van de 286 a 330 CV. Todos tienen 3.0 litros, seis cilindros y una caja automática de nueve marchas. En Estados Unidos hay un V8 de 4.0 litros y 496 CV y en el futuro estará disponible un híbrido enchufable.

Autoweb
Autoweb
AUTOR
PERFIL

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply