Prueba: Chevrolet Tracker LTZ 1.8 4×2

Luego de evaluar la versión “full” 4×4, nos subimos a la de acceso 4×2. Mantiene el motor naftero, pero su equipamiento es más acotado.

Por Equipo de pruebas

En el pasado mes de junio tomábamos contacto por primera vez con el Tracker, el SUV compacto del moño dorado que llega importado de México para competir directamente con la Ford EcoSport, el referente del segmento, y el Renault Duster, el primer modelo en competir en la región con el del óvalo.

De carácter global y con argumentos de peso, la Tracker llegó al país en tres diferentes versiones, las LTZ y LTZ Plus, ambas con caja automática y tracción 4×4, y la LTZ 4×2 manual y con tracción 4×2, la elegida para confeccionar este informe.

Respecto de la full 4×4 que probamos meses atrás (el informe completo, aquí), esta LTZ 4×2 pierde, además del sistema de tracción integral y la caja automática de seis marchas, algunos ítems de equipamiento, algo que sin embargo le permite contar con un precio más accesible, más bajo que el de sus rivales.


DISEÑO/ESTILO
Con una figura moderna y atractiva, su diseño incluye un sector frontal voluminoso, alineado al último estilo de diseño de la marca gracias a la presencia de la parrilla doble.

A diferencia de la LTZ Plus, esta versión utiliza llantas de 16 pulgadas, lo que le quita algo de imagen deportiva a los laterales, que sin embargo se benefician de los marcados pasarruedas que le imprimen robustez al conjunto.

Con ópticas de tamaño contenido y sin demasiados tonos pero con un aplique símil metal, la zona trasera es quizás la más discreta del conjunto. Como ocurre en el Duster, acertadamente no cuenta con el auxilio colgado del portón; el mismo está ubicado en el baúl.

Posee una longitud de 4,25 metros, mientras que su ancho es de 1,79 m y su altura se ubica en los 1,67 metros. Resulta apenas más grande que una EcoSport, con 3 cm extra de longitud y 3 cm más de ancho, pero es más pequeña que la de Renault (4,31 metros de longitud).

La superficie vidriada, por su parte, ofrece una correcta visibilidad delantera y lateral, aunque penaliza bastante la visión hacia ¾ trasera.


INTERIOR/CONFORT
El interior del Tracker ofrece un ambiente cálido y con diseño agradable, a lo que se suman materiales de buena calidad y cuidados encastres. Como otros nuevos modelos de la marca, cuenta con un tablero mixto que combina un cuentavueltas analógico en el centro de la escena, junto con el resto de la información digital. Además, posee computadora de a bordo y buena iluminación, lo que asegura una correcta lectura en todo momento.

Una de las principales diferencias en la plancha respecto de la versión LTZ+ es la ausencia del sistema MyLink (con pantalla de 7 pulgadas). En su lugar se aloja un display para las funciones del equipo de audio. Esta versión deja de lado el tapizado de cuero, para contar con una tela en dos tonos de gris y de buena calidad.

Pese a ser bastante alta, la posición de manejo es cómoda gracias a la generosa regulación en altura de la butaca (también posee ajuste lumbar eléctrico) y al doble reglaje del volante, que como en la 4×4, dispone de loscomandos del control de velocidad crucero (a la izquierda) y del equipo de audio (a la derecha).

La habitabilidad en las plazas traseras es adecuada para dos personas, que contarán con espacio justo a lo largo y cinturones inerciales y apoyacabezas en todas los lugares. El baúl es el más chico del segmento, con una capacidad de apenas 306 litros. Como dijimos, debajo de piso del mismo se aloja la rueda de auxilio, del tipo temporal aunque no de las más pequeñas.

La insonorización de esta 4×2 es un punto flojo, al menos cuando se transita en ruta a velocidades elevadas (130 km/h), cuando el sonido del motor se hace muy presente en el habitáculo.

Si se le compara con la LTZ Plus, esta LTZ pierde elementos como el sistema MyLink, la cámara de marcha atrás y el techo corredizo, pero dispone de algunos ítems interesantes como encendido automático de luces, regulación interna de las mismas, control de velocidad crucero, volante multifunción, radio con CD, MP3, USB y Bluetooth, ordenador de a bordo, sensor de lluvia y levantavidrios y espejos eléctricos, entre otros (ver ficha de equipamiento).


MOTOR/PRESTACIONES
Con 1,8 litros, 16 válvulas y una potencia de 140 caballos, el motor naftero que mueve al Tracker es algo lento en sus reacciones, mostrándose algo “remolón” desde la zona baja del cuentavueltas, ya que para sacar su mayor provecho hay que llevarlo “alegre”.

 Respecto de la versión automática, con la caja manual gana algunas centésimas en el “cero a cien”, prueba que superó en 11,3 segundos. La velocidad máxima, en tanto, fue de correctos 181 km/h (4 km/h menos que la mencionada 4WD), mientras que los 1.000 metros los cubrió en 32 segundos.

La caja es una manual de cinco marchas comandada por un selector de agradable tacto, algo que logra gracias a sus cambios cortos y precisos.

El consumo muestra cifras algo elevadas, principalmente en ciudad, donde necesita 12,1 litros para cubrir 100 kilómetros. Gasta 7,3 l/100 km cuando se circula en ruta a una velocidad de 100 km/h, y necesita 9,4 l/100 km cuando viaja a 130 km/h.

Pese a contar con ABS (posee tambores traseros), los frenos mostraron distancias mejorables. Para detenerse de 100 km/h a cero necesitó 46 metros, mientras que cuando va lanzado a 140 km/h el Tracker recorrió 93 metros para frenar sus 1.330 kilogramos de peso.


COMPORTAMIENTO
Con un esquema de suspensión delantera tipo McPherson y un eje trasero semi-independiente, las suspensiones de la Tracker son más bien firmes, aunque no por ello deja de ser un vehículo confortable cuando se transita por caminos en mal estado o empedrados de la ciudad, hábitat en el cual se desenvuelve con agilidad, y donde esta versión se beneficia de un rodado más lógico, con 16 pulgadas y perfil 70.

En el manejo veloz se muestra estable, ofreciendo un buen nivel de seguridad activa. Acusa leves inclinaciones de la carrocería en curvas exigidas, y a diferencia de la versión probada anteriormente, no cuenta con control de estabilidad y tracción, un dispositivo que vela por la seguridad activa.

Como su hermana 4×4, esta Tracker se muestra robusta a la hora de enfrentar caminos de tierra y calles en mal estado. Su despeje es lógico para el uso diario.


SEGURIDADComo comentamos anteriormente, respecto de la variante LTZ Plus pierde los airbags laterales de tórax y los de cortina, al igual que el ESP. Se conforma entonces con las bolsas de aire frontales y los frenos con ABS.

A esos elementos suma apoyacabezas y cinturones inerciales para todas las plazas, luces antiniebla delanteras y trasera y anclajes Isofix, entre otros ítems.


PRECIO/COMPETENCIA
General Motors Argentina anuncia para la Tracker LTZ 4×2 un precio sugerido de 139.900 pesos, un valor interesante que la posiciona por debajo de sus rivales directos, la Ford EcoSport 2.0 4×2 Titanium ($ 172.880) y la Renault Duster 2.0 4×2 Luxe Nav (152.400). La garantía, en tanto, es de 3 años ó 100.000 kilómetros.


Lo Bueno

Diseño
Calidad general
Suspensiones equilibradas
Solidez general
Precio

Lo Malo

Faltantes de seguridad
Respuesta en baja
Consumo en ciudad
Insonorización
Baúl limitado


FICHA TECNICA

Motor
4 cilindros, 16 válvulas
Cilindrada: 1.796 cm3
Alimentación: Nafta
Potencia: 140 CV a 6.300 rpm
Torque: 18,2 kgm a 3.800 rpm

Transimisión
Caja: Manual de cinco marchas
Tracción: Delantera
Frenos: Disco ventilado/Tambor

Tren de Rodaje
Suspensiones: McPherson/Barra de torsión
Dirección: Eléctrica
Neumáticos: 205/70 x 16″

Dimensiones y Capacidades
Largo/Ancho/Alto: 4,248/1,775/1,674 mm
Peso: 1330 kg
Baúl: 306 litros
Tanque: 53 litros

EQUIPAMIENTO DE CONFORT
Butaca regulable en altura
Control crucero
Llantas de aleación
Pack eléctrico
Sensor de lluvia
Volante de doble regulación

EQUIPAMIENTO DE SEGURIDAD
Airbags frontales
Apoyacabezas (5)
Cinturones inerciales (5)
Encendido automático de luces
Faros antiniebla del/tras
Isofix

PRESTACIONES

Aceleraciones
0-100 km/h: 11,3 s.
0-400 metros: 17,3 s.
0-1000 metros: 32,8 s.

Recuperaciones
80-120 km/h en 4°: 11,7 s.
80-120 km/h en 5°: 18,0 s.

Frenada
100-0 km/h: 45,5 mts.
140-0 km/h: 92,8 mts.

Consumos
100 km/h: 7,3 litros/100 km.
130 km/h: 9,4 litros/100 km.
Urbano: 12,1 litros/100 km.

Autoweb
Autoweb
AUTOR
PERFIL
  • DISEÑO
  • HABITABILIDAD / CONFORT
  • PRESTACIONES / MOTOR
  • COMPORTAMIENTO
  • SEGURIDAD
  • PRECIO / COMPETENCIA
  • EQUIPAMIENTO

Chevrolet Tracker 4x2

- Precio $ 139.900
- Potencia 140 CV
- Aceleración 0 a 100 km/h 11,3 seg.
- Consumo promedio 9,6/100 km

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply