Prueba: Chevrolet Onix Plus Premier 1.0 AT

Analizamos la versión automática del Chevrolet Onix Plus, con el motor 1.0 turbo tricilíndrico y el máximo equipamiento de la gama.

Por Martín Simacourbe
Fotos: Prensa GM y M.S.

Justo antes de que arrancara la locura del aislamiento publicamos la prueba del Onix Premier en su versión hatch (ver más). Sin apuro, porque básicamente se trata del mismo vehículo pero con la carrocería de tres volúmenes, nos subimos al sedán para comprobar si es de lo mejor que hay en el segmento, más ahora que apareció el Versa, un excelente competidor (ver prueba).

El Onix Plus repite todo lo que ya comprobamos en el bicuerpo, incluso la gama es exactamente la misma, con seis versiones, cuatro de ellas con el motor 1.2 de 90 CV y dos full (manual y automática) con el 1.0 turbo de 116 CV.

Hay dos grandes cambios con la llegada de este Onix Plus. El primero es la unificación de la oferta en un solo modelo, tras la multitud de sedanes de General Motors en el segmento compacto, que incluyó en simultáneo a los Prisma, Cobalt, Aveo y Sonic.

El segundo cambio ha sido la adopción del nombre Onix como sucesor del Prisma. Una movida que, junto con el Joy, le permitió a General Motors agrupar dos generaciones y cuatro siluetas para el ránking de ventas.

Y aunque todo parecía encaminarse hacia el número uno, la nacionalización que esta sufriendo el mercado (ver más), terminó complicando los planes de este producto que se importa de Brasil.

Si bien sigue siendo de los más vendidos, Hilux y Cronos (argentinos los dos) han supuesto una dura competencia por el número uno de ventas que se dirimirá recién con los patentamientos de diciembre.

En la gama del sedán, el 1.2 cuesta 1.284.900 pesos. A 1.375.900 aparece el LT (con pantalla táctil) y luego se escalonan el Tech (suma cámara, manos libres y cargador de celular) a 1.417.900 pesos, el OnStar (con wifi) por 1.426.900 pesos, el Premier (con el motor 1.0 y llantas) a 1.652.900 y este Premier que manejamos (además de la caja automática agrega más equipamiento) a 1.789.900 pesos.


DISEÑO/ESTILO
La gama anterior de sedanes de GM tenía, como dijimos, varias aristas. Y lo mismo a nivel diseño. Teníamos la gama “coreana” con Aveo y Sonic, la del Cobalt (que mejoró mucho con el restyling) y la del Prisma, que era la más lograda.

Este Onix Plus es un digno sucesor de este último, con una línea sobria pero agradable, acorde a la actual corriente de diseño de la marca a nivel mundial.

El Onix Plus debutó en China y en seguida sacó pasaje para Latinoamérica (llega a venderse incluso en México), dejando en claro su carácter para mercados emergentes globales.

Con respecto al hatch, el sedán es 5 cm más largo entre ejes y 31 cm en total, algo que redunda no solo en una mejor habitabilidad trasera, sino también en que el volumen agregado muestre una estética agradable.

Como en el hatch, solo los Premier vienen con llantas de aleación y algunos cromados que realzan el diseño. Además, traen los led diurnos en la zona en la que debieran estar los antiniebla.


INTERIOR/CONFORT
A la vista del conductor, todo es igual que en el hatch. Repite la muy buena posición de manejo (con la única crítica de un grip fino del volante), el tapizado de cuero, la combinación bitono de la plancha y la buena, pero sin brillar, calidad de materiales.

El tablero es completo y relativamente fácil de leer, aunque los indicadores digitales son pequeños. Pero ya hay varios competidores del Onix con soluciones más modernas.

La pantalla táctil tiene buena respuesta y una de las mejores cosas es la insonorización. También hay suficientes espacios para dejar los objetos de uso diario.

Lo mejor de este Onix Premier es su nivel de equipamiento, con extras nada habituales como el estacionamiento asistido, el wifi y cosas que no todos ofrecen, como climatizador, cargador inalámbrico y acceso sin llave.

El cambio se ve para los pasajeros de las plazas traseras, que gracias a esa mayor distancia entre ejes ganan lugar para las piernas (muy bueno dentro del segmento) y sufren, pero en menor relación, una caída del techo más baja que en el hatch. Incluso un quinto pasajero se puede acomodar porque el falso túnel no es invasivo.

El baúl ya no supera los 500 litros del Prisma pero los 469 que entrega son suficientes para una familia tipo. por debajo, la rueda temporal que está presente en toda la gama.


MOTOR/PRESTACIONES
Ya hablamos muy bien del nuevo motor 1.0 litros del Onix cuando probamos el hatch. Y no hay cambios en este sedán. Las prestaciones son calcadas, y salvando lo que puede hacer el Virtus GTS, que es otra cosa, no vas a encontrar un tricuerpo compacto con este nivel de aceleraciones y recuperaciones.

Bajar los 10 segundos de 0 a 100 km/h no es casualidad. Es todo mérito del nuevo motor, el único que ofrece un turbo en su categoría (siempre excluyendo al GTS, que tiene 150 CV). Para quienes no tengan los pesos, hay un 1.2 de 90 CV en la gama.

Lo más cercano es el nuevo Versa, que con un clásico 1.6 queda cerquita (10,5 segundos, ver prueba). Tampoco es que el usuario de este tipo de sedanes busca esto, pero es una muestra cabal de lo moderno del propulsor.

Por que además, logra muy buenos consumos. Gasta menos de 5 l/100 km a 100 km/h, menos de 7 a 130 km/h y no llega a 9 en el uso urbano, cifras que son mejores a las del producto mexicano de Nissan y el general del segmento.

Lo flojito viene por el lado del tanque, con apenas 44 litros, algo que no se sufre tanto por estos buenos valores de consumo.

El 1.0 no es un motor cadenero, pero utiliza una correa bañada en aceite con la que General Motors asegura un recambio cada 240.000 km, lo que eleva la vida útil mucho más de lo acostumbrado.

La caja de seis marchas (la manual es de 5) también hace bien su trabajo en el modo automático, pero no ofrece un manejo secuencial convencional. Tiene una posición L (lock) que impide que suba el cambio pese a estar acelerando y se pueden hacer falsos rebajes, pero no es lo ideal. Tampoco hay levas y el cambio en la selectora no está bien ubicado (sobre el lateral del pomo).


COMPORTAMIENTO
El nuevo Onix Plus deja muy atrás lo que lograba el Prisma, que aunque no era un auto que fuera mal, ofrecía límites a una conducción si se quiere deportiva.

Las suspensiones brindan un muy buen compromiso entre el uso diario (incluso con una pequeña dosis de agrado por sobre el hatch gracias a un ajuste más confortable) y una salida a la ruta segura y sin complicaciones cuando la velocidad aumenta, vigilado siempre por el control de estabilidad que es de serie.

En lo dinámico está parejo con el Virtus, el Versa o el Ka+ y ofrece algo menos de confort que un Yaris, un Argo o un Logan, pero tanto en ruta como en ciudad no habrá cliente que no valore cómo está configurado este Onix Plus.


SEGURIDAD
Cuando analizamos el Onix por primera vez, en el segmento no había rivales con ayudas a la conducción, algo que sí sucedió apareció durante estos meses. Uno fue el 208 (rival del Onix hatch) y otro fue el Versa, que incluye en la versión tope de gama el frenado autónomo de emergencia.

Sería el único faltante para que este Onix Plus se ubique como el más completo del segmento, porque como siempre, viene con seis airbags incluso en la versión básica (algo que repite el producto de Nissan) y alerta de punto ciego.

Además, Latin NCAP le dio las cinco estrellas, algo que todavía no conocemos del Versa y que seguramente, dado el ingreso del nuevo protocolo (ver más), ya no será compatible con lo obtenido por el Chevrolet.

Salvo el Toyota Yaris, que acaba de sumar siete bolsas de serie (ver más), el resto de los sedanes tiene menos dotación de seguridad: el Fiat Cronos ofrece dos y cuatro airbags (según la versión), el Ford Ka dos y seis y los Renault Logan y VW Virtus cuatro (pero el del rombo con versiones sin ESP).

Otro buen punto del Onix Plus fue la frenada, con un pedal firme y distancias en torno a los 39 metros, una cifra excelente para un Made in Brasil.


PRECIO/COMPETENCIA
Pese a lo castigado que están los sedanes, el segmento compacto sigue teniendo una amplia y variada oferta que sale a competir contra este Onix Plus.

Esta versión cuesta 1.789.900 pesos. Los rivales (todos automáticos) son estos, en orden decreciente: un Versa Exclusive (1.6 de 118 CV) vale 1.844.700 pesos, un Virtus Comfortline (1.6 de 110 CV) 1.767.600 (el Highline se va a más de 1.9 millones), un Yaris XLS Pack (1.5 de 107 CV) 1.655.600, un Cronos Premium (con el 1.8 de 130 CV) vale 1.532.400, un Ka+ SEL (1.5 de 123 CV) 1.410.000 y un Logan Intens (1.6 de 115 CV), 1.409.600.

Por lo moderno de la motorización, el buen equipamiento y el equilibrio general del comportamiento, el Onix Plus es, junto al Versa, el mejor de su clase. También es uno de los más costosos, pero su valor está plenamente justificado dentro del segmento.

Quizás el talón de Aquiles del modelo sea que la caja automática solo esta asociada a esta versión tope de gama, cuando ya varios competidores (Versa, Yaris y Virtus) ofrecen una opción con menos equipamiento a un precio más accesible.


Lo Bueno

Habitabilidad y baúl
Nivel de seguridad
Prestaciones y consumos
Agrado de uso
Extras de confort

Lo Malo

Selectora manual de la caja
Auxilio temporal
Tablero antiguo
Sin ayudas a la conducción
Automático solo en el full


FICHA TECNICA

Motor
3 cilindros, 12 válvulas
Cilindrada: 999 cm3
Alimentación: Nafta
Potencia: 116 CV a 5.500 rpm
Torque: 16,3 kgm entre 2.000 y 4.500 rpm

Transimisión
Caja: Automática de seis marchas
Tracción: Delantera
Frenos: Disco ventilado/Tambor

Tren de Rodaje
Suspensiones: McPherson/Barra de torsión
Dirección: Eléctrica
Neumáticos: 195/55 x 16″

Dimensiones y Capacidades
Largo/Ancho/Alto: 4,474/1,730/1,470 mm
Peso: 1.046 kilos
Baúl: 469 litros
Tanque: 44 litros

EQUIPAMIENTO DE CONFORT
Acceso y arranque sin llave
Butaca regulable en altura
Cargador inalámbrico de celulares
Climatizador automático
Estacionamiento asistido
Llantas de aleación
OnStar
Pack eléctrico
Pantalla táctil con cámara
Sensor de estacionamiento del./tras.
Sensor de lluvia
Tapizado de cuero
Volante de doble regulación
Wi-Fi

EQUIPAMIENTO DE SEGURIDAD
Airbags frontales, laterales y de cortina
Alerta de punto ciego
Apoyacabezas (5)
Cinturones inerciales (5)
Control de estabilidad
Encendido automático de faros
Isofix

PRESTACIONES

Aceleraciones
0-100 km/h: 9,8 s.
0-400 metros: 17,2 s.
0-1000 metros: 31,7 s.

Recuperaciones
80-120 km/h en D: 7,5 s.

Frenada
100-0 km/h: 38,8 mts.
140-0 km/h: 74,5 mts.

Consumos
100 km/h: 4,9 litros/100 km.
130 km/h: 6,8 litros/100 km.
Urbano: 8,9 litros/100 km.

1 comentario
  • DISEÑO
  • HABITABILIDAD / CONFORT
  • PRESTACIONES / MOTOR
  • COMPORTAMIENTO
  • SEGURIDAD
  • PRECIO / COMPETENCIA
  • EQUIPAMIENTO

Chevrolet Onix Plus Premier 1.0 AT

- Precio $ 1.789.900
- Potencia 116 CV
- Aceleración 0 a 100 km/h 9,8 seg.
- Consumo promedio 8,2/100 km

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply

1 Comentario

  • Adolfo
    23 noviembre, 2020, 3:46 pm

    Muy bien GM en el tema de la seguridad. Más allá que me gusta mas el Cronos, este Prisma está interesante.

    RESPONDER