Prueba: Nissan Versa Exclusive CVT

La nueva generación del Versa llega con un combo mecánico rendidor, una propuesta estética muy mejorada y más equipamiento de seguridad.

Por: Martín Simacourbe
Fotos: Matías Antico y M.S.

Tal como hicieron varias marcas en el pasado y actualmente lo hacen Chevrolet, Toyota y Volkswagen, Nissan tendrá una doble oferta en el segmento de los sedanes compactos, con el rebautizado Versa V-Drive (que seguirá viniendo de Brasil) como modelo de entrada y el nuevo Versa (importado de México) como figura principal.

El nuevo modelo es una evolución en todo sentido pese a que mantiene la plataforma. Hay un cambio radical en el planteamiento, que va de la mano con una profunda renovación estética, pero también una apuesta por el equipamiento de seguridad.

Pese a que otras marcas la están despreciando ante la creciente demanda de SUV, Nissan sigue compitiendo con la carrocería sedán, que en breve sumará la renovación del Sentra (este sí que no convivirá con el actual). De hecho, la apuesta es fuerte en el segmento inferior, donde la marca ya dejó de vender el Note y en poco tiempo hará lo mismo con el March (ver más).

El nuevo Versa llega con una gama idéntica a la que tenía el anterior (ahora reducido a solo dos opciones, ver maś), con tres niveles de equipamiento que ofrecen caja automática, dejando la manual como opción para los dos primeros (ver más). El motor es el conocido 1.6 que ya llevan varios modelos de la marca.

Como es habitual, nos subimos a la versión más equipada de la gama, la Exclusive, que sale a pelear mercado ante los Chevrolet Onix Plus, Fiat Cronos, Toyota Yaris y Volkswagen Polo, entre otros.


DISEÑO/ESTILO

Las medidas frente al anterior Versa son parecidas (3 cm más de largo, 5 más ancho, 2 más bajo y 2 más largo entre ejes), pero el estilo del nuevo Versa cambió por completo.

El anterior, de hecho, no era de los más agraciados y este nuevo no solo es más moderno, si no también mucho más atractivo. Claro que eso tuvo sus consecuencias en el interior, algo que veremos en el rubro siguiente.

La trompa muestra la típica parrilla de la marca, con un logo ubicado sobre una superficie que permite la instalación del radar tras él, un capot abultado y la firma de la iluminación diurna en forma de bumerang, que le queda muy bien.

Complementan las llantas de buen tamaño, una línea de cintura elevada y una caída del techo que le da cierta deportividad. Detalle aparte: ¿se acuerdan del ojo egipcio del Agile (ver prueba)? Volvió, en forma de sedán.


INTERIOR/CONFORT

Hablábamos de las concesiones que la función le hizo a la forma. Y todo eso se ve en las plazas traseras, que para colmo, en el anterior Versa, eran casi de limusina, con un espacio para las piernas digno de berlinas de segmentos muy superiores.

Ese espacio en el nuevo Versa, pese al crecimiento de la distancia entre ejes, es menor. Pero ojo, sigue siendo muy bueno para el segmento, a la par de Onix o Virtus, pero dejando que el Logan recupere el primer puesto.

Donde más se nota es a lo alto, porque tanto para el ingreso como para que una persona de metro ochenta se acomode, la caída del techo juega en contra. Además, el quinto pasajero no la pasará tan bien debido a una asiento alto y al falso túnel de transmisión.

Al final parece que el espacio atrás fuera malo y el problema es lo bueno que era el anterior. Si no lo tuviste, atrás vas a llevar con cierta comodidad a dos pasajeros sin dramas.

El baúl creció 20 litros y con 482 dm3 ofrece un muy buen espacio, aunque lejos de los más de 500 litros que brindan Cronos, Logan o el Etios, que compite un escalón por debajo.

Para el conductor todo es “pum para arriba”. La postura de manejo es de lo mejor en el segmento, con amplias regulaciones para butaca y volante, un asiento cómodo y acceso facilitado a todas las funciones.

El tablero, como el del Kicks, tiene una zona digital que puede variar a gusto, aunque las vistas no son muy agraciadas y la información tampoco es del otro mundo. Es como una buena computadora central, solo que al cambiar se “lleva puesto” el cuentavueltas.

El entorno también es muy similar al del SUV compacto de la marca, pero la calidad está en un nivel más alto. No por nada el Versa ingresa al mercado de los Estados Unidos directamente desde la misma planta que abastece a nuestro mercado. El uso de tonos claros en algunos sectores realza la terminación y el grip del volante es muy bueno.

A nivel de equipamiento, está casi todo, con algunos extras como el acceso sin llave o la cámara 360° que ayuda al estacionamiento, pero también hay algunos faltantes como sensor de lluvia o espejo electrocrómico y otros que tienen que ver con la funcionalidad, como que el único levantavidrio con one touch es el del conductor (y solo para bajar) o que no hay cierre automático de puertas.


MOTOR/PRESTACIONES

El archicoconocido 1.6 es el mismo que ofrece el Kicks y una evolución del que ya tenía el anterior Versa. Nissan no se pone muy de acuerdo con la potencia: en el SUV da 120 y en el sedán, según donde busques en la misma .com.ar dice 118 o 119 CV.

Lo cierto es que el desempeño está más que bien para el corte familiar que pretende ofrecer el Versa. No es un sedán deportivo, pese a que los 10,5 segundos que tarda para llegar a 100 km/h lo pone entre los más rápidos de su clase (le gana el Onix, el único con turbo).

El HR16DE se complementa con la caja de variador continuo CVT, que no es de las que al acelerar se clavan en lo alto del cuentavueltas, sino que va simulando marchas para reducir el ruido y mejorar las reacciones.

La caja no tiene opción de manejo manual, ni desde la selectora ni desde unas levas. Ofrece un botón Sport que cambia poco las cosas y el casillero L para bloquear una marcha.

Pero lo mejor de la unión entre el 1.6 y la CVT se ve en los consumos, con muy buenos registros tal como obtenía en anterior Versa (ver prueba): 6 l/100 km en ruta, menos de 8 en autopistas y menos de 10 en ciudad. En promedio, son mejores a los del Virtus, parejos con el Yaris y algo más flojos a los del Onix turbo. Sin embargo, al igual que con el anterior modelo, el tanque sigue siendo chico: apenas entran 41 litros.


COMPORTAMIENTO

Otro punto en el que la evolución es notable, ya que el anterior modelo estaba demasiado orientado al confort en el día a día, olvidando una sólida respuesta en ruta. A este Versa se lo nota mucho más aplomado, muy cerca del buen rendimiento en curvas de un Onix o un Virtus.

La dirección eléctrica acompaña con una buena asistencia y solo ante una exigencia que no le propondrá el cliente promedio muestra algunas inclinaciones en la carrocería.

Sin ser muy potente o tener una transmisión de las más rápidas, el Versa ofrece buenas reacciones cuando se lo exige. Eso sí, la mejor cara la muestra en la parte alta del cuentavueltas (la potencia máxima está arriba de las 6000 vueltas), y como con toda CVT, y más allá de los que mencionábamos de los cambios simulados, hay que hundir el pie en el acelerador para que entregue todo su poder.

En ciudad, el Versa aprovecha una suspensiones confortables, pero esta versión Exclusive, con llantas de 17″, se vale de neumáticos de perfil bajo que no le otorgan la mejor comodidad en empedrados. Allí, la Sense, que viene con llantas de 15″ o la Advance, con 16″ (y cauchos más generosos), seguro ofrecen un mejor rendimiento.

En el día a día, la suavidad de la caja permite utilizar los casi 150 Nm de par del 1.6 en un rango amplio, otorgando un gran agrado en el uso citadino, algo que lo que también influye una muy buena insonorización.


SEGURIDAD

Otra vez el día y la noche, porque el ahora V-Drive no ofrece ni siquiera control de estabilidad. La normativa obliga a que este Versa sí, pero Nissan redobló la apuesta con muchos más elementos.

Primero, desde el base viene con seis airbags, algo que solo ofrece el Onix en este segmento. Además, hay faros full led, alerta de punto ciego, de tráfico cruzado y, como frutilla del postre, el frenado autónomo de emergencia, algo exclusivo entre los sedanes (entre los chicos lo ofrece el 208, a mayor precio).

No le fue tan bien en los frenos, con distancias por arriba de los 40 metros, un valor que empiezan a bajar los nuevos modelos producidos en la región.

En cuanto a las pruebas de choque, a la espera de el test de Latin NCAP, hay que decir que le fue muy bien en las realizadas por el organismo estadounidense NHTSA, con cinco estrellas.


PRECIO/COMPETENCIA

El valor de esta versión Exclusive es de 1.756.900 pesos (la gama, como dijimos con buenas opciones, arranca con el Sense manual en 1.354.600).

Es un valor acorde al mercado por el nivel de calidad y equipamiento que ofrece. Como alternativas, todas automáticas, están el Chevrolet Onix Plus Premier a 1.711.900 pesos, Fiat Cronos Precision a 1.532.400, Toyota Yaris XLS a 1.573.200 y Volkswagen Virtus Highline a 1.878.850, sin olvidar a los Ford Ka+ SEL a 1.341.000 y Renault Logan Intens, a 1.368.500 pesos, que están menos equipados.

La apuesta de Nissan por los sedanes sigue firme, con un Versa muchísimo más atractivo desde lo estético, pero también desde el buen combo mecánico y el elevado equipamiento de seguridad. Sin dudas, una de las mejores propuestas del segmento.


Lo Bueno

Agrado de uso
Diseño atractivo
Equipamiento de seguridad
Calidad general
Consumos reducidos

Lo Malo

Faltantes de equipamiento
Altura en plazas traseras
Caja sin manejo secuencial
Distancia de frenado
Auxilio temporal


FICHA TECNICA

Motor
Naftero, 4 cilindros, 16 válvulas
Cilindrada: 1.598 cm3
Alimentación: inyección directa
Potencia: 119 CV a 6.300 rpm
Torque: 149 Nm a 4.000 rpm

Transimisión
Caja: CVT de variador continuo
Tracción: delantera
Frenos: discos ventilado/tambor

Tren de rodaje
Suspensiones: McPherson/Semi rígido
Dirección: Con asistencia eléctrica
Neumáticos: 205/50 x 17″

Dimensiones y Capacidades
Largo/Ancho/Alto: 4,495/1,740/1,475 m
Peso: 1.139 kilos
Baúl: 482 litros
Tanque: 41 litros

EQUIPAMIENTO DE CONFORT
Acceso y Arranque sin llave
Climatizador automático
Control crucero
Encendido automático de luces
Llantas de aleación
Pantalla táctil con cámara 360°
Sensor de estacionamiento
Tapizado de cuero
Volante regulable en altura y profundidad

EQUIPAMIENTO DE SEGURIDAD
Airbags frontales, laterales y de cortina
Alerta de colisión frontal
Alerta de punto ciego
Alerta de tráfico cruzado
Apoyacabezas (5)
Asistente de arranque en pendientes
Cinturones inerciales (5)
Control de estabilidad
Faros full led
Frenado autónomo de emergencia
Ganchos Isofix

PRESTACIONES

Aceleraciones
0-100 km/h: 10,5 s
0-400 metros: 17,5 s
0-1000 metros: 31,6 s

Recuperaciones
80-120 km/h en D: 8,0 s

Frenada
100-0 km/h: 42,3 m
140-0 km/h: 77,9 m

Consumos
100 km/h: 6,0 l/100 km
130 km/h: 7,6 l/100 km
Urbano: 9,5 l/100 km

4 comentarios
  • DISEÑO
  • HABITABILIDAD / CONFORT
  • PRESTACIONES / MOTOR
  • COMPORTAMIENTO
  • SEGURIDAD
  • PRECIO / COMPETENCIA
  • EQUIPAMIENTO

Nissan Versa Exclusive CVT

- Precio $1.756.900
- Potencia 119 CV
- Aceleración 0 a 100 km/h 10,5 seg.
- Consumo promedio 8,2/100 km

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply

4 Comentarios

  • Adolfo
    13 octubre, 2020, 4:08 pm

    Muy interesante producto. Bien por Nissan

    RESPONDER
  • Gonzalo
    13 octubre, 2020, 8:24 pm

    El nuevo referente del segmento!
    Sin embargo, yo incluiría entre sus defectos:
    – Tanque chico.
    – Llantas de tunero.
    Como padre de familia me parece un despropósito ponerle llantas de 17" y cubiertas con perfil 45. Duran menos, no bancan ni medio pozo y cuando las vas a cambiar te querés morir.
    A todos los fabricantes: póngale un freno al marketing viejo! El auto más vendido del mes pasado en su versión más vendida tiene llantas 15 y gomas perfil 60.
    Saludos.

    RESPONDER
  • Sergio
    15 octubre, 2020, 1:56 pm

    Excelente el auto y excelente el test. Felicitaciones

    Es un salto inmenso respecto al anterior Versa (lastima la perdida de espacio atrás, que era realmente muy cómodo). Pasó de ser el patito feo a ser referente del segmento.

    RESPONDER
  • Damián
    16 octubre, 2020, 10:41 pm

    ¿Cuándo van a hacer un informe de los problemas de la caja CVT? Los casos de fallas se siguen acumulando y nadie escribe sobre esto. Es una estafa. La fabrican porque es más barata que las otras cajas automáticas, no tiene otra explicación. Aparte, a los 50.000 kms tenés que hacerle un mantenimiento que te sale un ojo de la cara. Insisto, deberían hacer un informe sobre este problema.

    RESPONDER