20 autos fundamentales de los Simpson

20 autos fundamentales de los Simpson

Además del Homeromóvil y los autos de la familia y demás personajes, una infinidad de autos han pasado por la mítica serie de dibujos.

Por Martín Simacourbe

¿Qué no ha pasado en un capítulo de los Simpson? Tanto que hasta son capaces de predecir el futuro. Pero entre toda esa maraña, también han pasado muchísimos automóviles.

Por supuesto, el más famoso es el que diseñó Homero, pero también están los autos de muchos de los personajes y otros que han aparecido en la serie. Varios han sido propiamente modelos reales, pero otros tantos simplemente se inspiraron en ellos.

Esta lista, armada por mi fanatismo, algunas consultas y ver mucho de archivo, es totalmente arbitraria. Sé que más de uno dirá: “cómo no pusiste tal o cual”. Y todas las opiniones son válidas. De hecho son tantos, que los originales 10 se convirtieron en 15 y finalmente en los 20 elegidos.

En la selección primó que sean parte fundamental de la vida de un personaje o que hayan tenido importancia en algún capítulo, pero así también quedaron afuera muchísimos de los buenos, como el AMC Gremlin de Juan topo, el Amphicar, los varios autos antiguos de Burns, el BMW Serie 7 que es impactado por la escultura de Homero, el Cadillac Deville del Texano, los Chevy Nova y Plymouth Road Runner del joven Homero, el De Lorean con el que se casa Troy, el tractor International del capítulo del Tomaco, el Jeep Wrangler del cazador, la pick up Chevrolet de Cletus, el Land Rover con que recorren Africa, el Lincoln Navigator de Tony, los varios Mini Cooper que aparecen, el Pontiac Firebird de Apu, el Pontiac Trans Sport 1994 que gana Burns en un estadio, el Saturn SL2 de los hippies, el Studebacker donde Homero fusila a sus clones, el Escarabajo del señor alto que alecciona a Nelson, el Volkswagen Thing de Paty y Selma o el auto de Hitler en el capitulo de los Cooder. Y seguro que faltó alguno.

Sin más, estos son los 20 mejores autos de los Simpson, ordenados por la aparición en el episodio descripto.

Homeromóvil. Episodio 28: ¿Dónde estas, hermano mío?
El auto diseñado por Homero fue una “monstruosidad de 82.000 dólares”, según palabras de su medio hermano Herbert, el hasta ese instante dueño de la decaída Powell Motors. Su mayor error fue dejar que Homero diseñe el auto sin tener la mínima experiencia. Bien dijo Abraham al enterarse que el abandonado Herb era empresario: “me quedé con el tonto”.

Quitanieves de Homero. Episodio 68: Don Barredora
Un día de mucha nieve, Homero, al llegar a su casa, choca su auto con el de Marge, por lo que debe salir a comprar uno nuevo. En una expo, donde aparecen el Batimovil y varios más, Homero le dice a una promotora “¿usted va con el auto?” y luego decide comprar esta camioneta de Kumatsu Motors, con la que, primero, imagina dispersar una protesta a pedido de George Bush.

Tractor de Willy. Episodio 79: El día del garrote
El tractor que utiliza el jardinero escocés de la primaria de Springfield aparece en varios envíos, pero elegí en el que Bart atropella al Superintendente Chalmers luego de escuchar que el tractor le dice “anda Bart, móntame”. Es el capitulo en el que todo Springfield celebra la matanza de serpientes hasta la llegada de Barry White.

Auto de Ruth. Episodio 87: Marge, la rebelde
Esta parodia de Thelma y Louis es la historia de Marge y Ruth Powers, la nueva vecina. Es el capítulo en el que van al ballet porque Homero queda con sus manos atrapadas en maquinas expendedoras. Como en la película, ambas escapan en un convertible (un Ford Thunderbird 1966), pero al final no saltan por el acantilado.

Auto de Ned. Episodio 97: Homero ama a Flanders
El Geo Metro de 1994 de Flanders (un modelo de General Motors clon del Swift) ha aparecido varias veces, la primera en el capítulo en el que Homero estrecha amistad con su vecino. Allí tiene una participación clave parodiando a Terminator 2, cuando Homero clava sus palos de golf en un intento de no dejar escapar a su nuevo “mejor” amigo.

Motorhome de Flanders. Episodio 127: El limón de Troya
La casa rodante de Flanders apareció en más de un capítulo (en uno, por celos, Homero llega a comprar el suyo, pero es bastante más espartano). El mejor es el del limonero que roban los vecinos de Shelbyville. Homero y otros padres lo terminan recuperando, no sin antes destruir buena parte del Tiffin Allegro 1989 con el portón del estacionamiento donde estaba el preciado árbol.

Auto de Burns. Episodio 142: Lucha de clases en Springfield
La aparición del Dutyea 1896 de Monty Burns es fugaz, pero deja una de las mejores frases de los Simpson referidas al automóvil. Con Marge circunstancialmente en una gasolinera, el Sr Burns le exige “llénelo con destilado de petróleo y revulcanice mis neumáticos, avíspese”.

Auto de Bart. Episodio 148: Bart recorre el mundo
Es el capítulo donde Bart, Milhouse, Nelson y Marty alquilan un auto y se van a recorrer el país sin rumbo fijo. Todo termina en Knoxville, donde Nelson destruye la esfera solar y con esta el sedán (similar a un Ford Taurus de 1992) que conducía Bart. Sin dinero ni transporte, Lisa y Homero crean un plan para traeros de regreso.

Auto de Chalmers. Episodio 160: El soso romance de Lisa
El capítulo en el que Lisa se enamora de Nelson, comienza con el superintendente mostrando su nuevo modelo (un Honda Accord de 1979) a Skinner, para descubrir que la H del capot había sido robada (“Para que quiero un Honda si yo no puedo presumirlo”). El director, desesperado, intenta reponerla con la H del Hyundai Pony de Kearney.

Auto de Homero. Episodio 179: La ciudad de Nueva York contra Homero
El auto que utiliza Homero a diario es un Plymouth Junkerolla (similar a un Relliant de 1984) del que hay múltiples referencias. Entre cientos de opciones, elegí el capítulo en el que Barney lo deja estacionado entre las Torres Gemelas de Nueva York y Homero debe ir a recuperarlo. En otro capítulo, el propio Homero asegura que fue hecho en Croacia con partes de tanques soviéticos.

Convertible de Snake. Episodio 187: La cruda realidad
En una subasta policial, Homero compra a “Pequeño Bandido”, el ex Pontiac Firebird 1968 del presidiario más famoso de Springfield. Es el capítulo que Marge, enojada con la actitud de Homero, se convierte en agente de bienes raíces y le vende una casa a los Flanders. En capítulos anteriores, el convertible de Snake parece ser un Dodge Charger 1969.

Autobús escolar. Episodio 192: El autobús de la muerte
El autobús escolar que maneja Otto, un GMC que va evolucionando con la serie, es otro de los que aparece en muchas ocasiones. Elegí el capítulo en el que este cae al mar con varios alumnos, que terminan en una isla desierta, donde Milhouse es juzgado por devorar las provisiones.

Canyonero. Episodio 193: La última tentación de Krusty
Tiene dos grandes apariciones. En la primera, como el vehículo que le ofrecen a un Krusty devenido en “standapero” a cambio de ser su cara en una publicidad (por cierto, con interminables críticas al concepto SUV). En la segunda (llamado Canyonero Serie F, como los Ford), Homero compra uno, pero al descubrir que es “un auto de niña”, se lo deja a Marge.

Auto de Moe. Episodio 194: El bueno, la mala y el feo
Gracias a Homero, Moe se pone de novio, pero gasta tanta plata que ambos planean destruir el Oldsmobile Ninety-Eight 1979 del cantinero para cobrar el seguro. Homero lo tira desde un barranco, pero el plan sale mal: aunque Moe se hace con el dinero, Homero va preso.

Auto de Marge. Episodio 204: La sazón del baile
En muchísimos capítulos aparece el modelo familiar naranja de Marge, un Chevrolet Chevelle SW de 1973, pero elegí este en el que Homero y Bart inician el negocio de la venta de grasa. Eso sí, lo hacen con el auto de “mamá” gracias a que tiene mayor capacidad, siempre sin que ella se entere.

Camión del “Rojo” Barclay. Episodio 220: Homero trabaja demasiado
Homero se hace camionero cuando el Rojo Barclay muere tras ganarle una competencia de comida en El Matadero. Junto a Bart, debe hacer 3.500 km en diez horas en este Ford Aeromax de 1988, pero lo duro del trabajo lo lleva a dormirse, para descubrir que los camiones tiene un sistema de auto navegación,  llamado “parpaditos” por Bart.

Elec-Taurus. Episodio 227: Homero va a Hollywood
Es el capítulo en el que la familia Simpson conoce a Mel Gibson. Homero hace el test drive de un auto eléctrico (con el diseño del GM EV1 de 1996) solo para ganar un premio sorpresa (ver una película de Gibson). Durante el test incluso se mete al mar, devolviendo el auto totalmente corroído.

Auto de Tony el Gordo. Episodio 307: Reencuentro con el firmamento
Por un pedido de Lisa, Springfield deja de prender las luces durante la noche, lo que permite ver con claridad las estrellas, pero impulsa a Bart a robar “adornos de cofre” de los autos, entre los que se encuentra el Isotta Franchini de Tony el Gordo, el mayor mafioso de la serie.

Ambulancia de Homero. Episodio 323: Sátira de un ama de casa fastidiada
Por comer al volante, Homero destruye su vehículo y, tras fracasar como vendedor de autos, compra una ambulancia (una Cadillac de 1959 idéntica a la de los Cazafantasmas) gracias a que la sirena le sugiere con su sonido “comprame, comprame“.

Lamborgotti Festarossa. Episodio 364: Bob el italiano
De la época que los Simpson dejaron de gustarme. Pero el auto lo vale. El Sr. Burns encarga a Homero que vaya a buscar su nuevo automóvil a Italia. Es un modelo similar a un Gallardo, con cuatro plazas, que termina destruido por una mortadela gigante que cae de una camión repartidor. Su nombre evoca a Lamborghini, Bugatti y la Ferrari Testarossa.

3 comentarios

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply

3 Comentarios

  • Daniel Germinara
    13 mayo, 2020, 12:42 pm

    Muy bueeeno!!!

    Capaz que yo agregaría:
    -Montgomery Burns que usa por ejemplo el capitulo de Arthur Fortune,
    -El VW 181 de las hermanas de Marge.
    -La autocaravana maltrecha que compra homero en uno de los primeros capítulos.

    Saludos!

    RESPONDER
  • ADRIAN
    14 mayo, 2020, 4:07 pm

    Te felicito Martín, la mejor nota del año, lejos.

    RESPONDER