Stellantis en la Argentina: más complementación que competencia

Stellantis en la Argentina: más complementación que competencia

Pese a que en la Argentina la nueva automotriz controlará seis marcas, son pocos los segmentos en donde habrá fuerte competencia.

Por Martín Simacourbe

Una de las consecuencias de la unión de PSA con FCA es que la gran cantidad de marcas que tiene el flamante grupo (ver más) puede crear un sinfín de canibalizaciones de productos.

Esto es algo que ya se daba en PSA en varios segmentos tras la compra de Opel, que acrecentó la búsqueda de un mismo cliente con, por ejemplo, los C3, 208 y Corsa en el mercado europeo.

Pero en la Argentina la cosa es muy diferente. Pese a que Peugeot y Citroën ya compiten en varios segmentos y ahora se agrega Fiat al combo, son pocos los modelos que van a buscar un mismo cliente, al menos hasta la llegada de nuevos productos.

Los únicos nuevos duelos entre los automóviles de pasajeros son Argo y 208 (aunque las ventas del primero están muy limitadas por la política “localista” de Fiat (ver más) y, el más caliente, entre C4 Cactus, Renegade y 2008 (C3 Aircross  y 500X están en retirada).

En los comerciales, mientras Berlingo/Partner tienen un planteo diferente al de Fiorino, sí encontramos rivalidad directa entre Jumper, Ducato y Boxer (de hecho son el mismo producto creado gracias a una colaboración anterior).

Además, a futuro también se plantea una lucha entre el nuevo Citroën C3 (ver más) y el SUV derivado del Argo (ver más) que Fiat está preparando. Aun sin saber qué posicionamiento tendrán, se supone que tentarán a un cliente muy similar desde fines de este año.

Pero en el resto hay una enorme complementariedad. Por ejemplo, Fiat es la única con presencia en el segmento inicial (Mobi, Uno y 500) y las pick ups compactas (Strada y Toro). La llegada de la Landtrek (ver más) tampoco afectará este escalonamiento que termina con las Ram 1500/2500.

En el segmento B, donde a priori podría haber mucha competencia, no la hay en los papeles. El C3 actual está en el fin de su vida comercial, el Argo se vende poco y nada por lo antes mencionado y los 208 y Cronos argentinos se posicionan como las estrellas de cada marca atacando uno el cliente de hatchs y el otro el de los sedanes.

En las berlinas medianas solo PSA tiene oferta (allí ya competían C4 Lounge y 408) y en los SUV medianos, el Compass tiene un posicionamiento de precio mucho más agresivo que el de C5 Aircross/3008/5008 y ni que hablar de 7 Crossback (ambos llegan importados). Solo en una franja específica (los Compass tope de gama, ver más) habrá algo de pelea.

Algo similar sucede con el DS 3 Crossback, que oficia de alternativa premium frente a los SUV compactos regionales de Citroën, Jeep y Peugeot. Y para finalizar, Jeep no tiene competencia en Wrangler, Grand Cherokee y la futura Gladiator.

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply