Contacto: nos subimos al nuevo Fiat Palio

Contacto: nos subimos al nuevo Fiat Palio

Durante su lanzamiento regional en Belo Horizonte, tomamos un primer contacto con la segunda generación del modelo, que llegará en marzo.

Días atrás, AutoWeb fue el primer medio digital en mostrar los detalles más íntimos del Palio 2012. Este fin de semana viajó a Brasil, a la ciudad cabecera del estado industrial de Minas Gerais, para asistir al lanzamiento regional del nuevo modelo de Fiat, uno de los más exitosos del Mercosur, y que llegará a los concesionarios argentinos en marzo del año entrante.

Como ya es costumbre, Fiat convocó a la prensa de América Latina con un mega evento en la ciudad de Belo Horizonte, muy cerca de donde la compañía tiene su planta más grande en el Mercosur. Durante la presentación se supo que arribará a la Argentina con dos motorizaciones nafteras (1.4/8v EVO de 85 CV y 1.6/16v E.torQ de 115 CV) y cuatro versiones (Attractive, Essence, Essence Dualogic y Sporting), las últimas tres de ellas junto a la mecánica más potente. 

Las autoridades de Fiat no confirmaron nada en relación al Siena, que –se sabe- es el sedán del Palio y que en breve será lanzado como uno más de los productos que integrarán una verdadera familia de carrocerías en el marco del proyecto 326.

Durante el lanzamiento regional de esta segunda generación del Palio (en Argentina el modelo arribó en 1997 y pasó por tres restylings importantes pero sin cambiar de plataforma ni arquitectura general) pudimos subirnos a un Attractive 1.4, para irnos con algunas primeras sensaciones de manejo. Si bien las unidades de test drive salieron de la planta brasileña de Betim, el Palio también se fabricará en el centro industrial de Córdoba.

Se trata de un auto completamente nuevo, y lo primero que así lo indica es su diseño. No vamos a abundar en detalles, pero en líneas generales se inspiró en el Punto y cae simpático, en un conjunto donde se destacan sus nuevas dimensiones: es 3 cm más largo, 3 más ancho, 6 más alto y la distancia entre ejes creció 5 cm, lo cual le suma un punto en habitabilidad trasera, rubro en el que de todas formas está por debajo de algunos de sus rivales (Chevrolet Agile, Renault Sandero). La plataforma es nueva y toma como base la del último Uno.

Gracias a la butaca que regula en altura (en Argentina este ítem recién aparecerá en el Essence 1.6), encontrar una correcta posición de manejo es sencillo, más allá de la ausencia de doble regulación de volante. En el interior nada quedó del Palio anterior.

Luce una plancha con detalles que recuerdan al Uno, con salidas de aire circulares como rasgo distintivo. Lo importante es que algunos materiales mejoraron tanto a la vista como al tacto, en especial los de la consola central. Otros siguen siendo criticables, como los de las manijas interiores de las puertas. El nuevo volante es más anatómico.

La unidad que manejamos era Attractive pero tenía una configuración diferente de la que llegará a Argentina.  En nuestro país será la entrada de gama (en Brasil hay un Attractive 1.0) y contará con paragolpes, manijas y espejos en color carrocería, aire y dirección, ordenador de a bordo y neumáticos de baja resistencia al rodamiento, como lo más importante. Los levantavidrios y los espejos eléctricos, el cierre centralizado, los faros antiniebla, etc., quedan como opcionales.

El equipo de audio es nuevo, con sistema de telefonía Bluetooth y control satelital desde el volante. No sabemos si estos dos elementos vendrán de serie en Argentina o serán opcionales. Entre estos últimos, que lógicamente se pagan aparte, la mayor novedad son los airbags laterales y el sistema de apertura del portón denominado “Logo Push”, que permite destrabar la tapa presionando el emblema Fiat. La mala nota va en seguridad, ya que ningún Palio viene de serie con ABS ni airbags (son siempre opcionales).

El recorrido que hicimos al volante fue exclusivamente urbano, y el caudaloso tránsito de Belo Horizonte sirvió para delinear algunos aspectos generales. Lo primero a destacar es la buena entrega de torque del motor EVO 1.4/8v de 85 CV, que desde las 2.000 rpm ya ofrece reacciones vivaces. Esto es un factor importante en una ciudad como ésta, de pronunciadas pendientes. No advertimos cambios en el selector (no es del todo preciso) ni en la dirección, que ofrece una adecuada asistencia en ciudad.

La suspensión, independiente adelante y de eje torsional atrás, fue replanteada (ahora es similar a la del Punto y el nuevo Uno) y ganó nuevas barras antirrolido. Al pasar por cunetas e irregularidades nos dio la impresión de que es un poco menos blanda que antes, aunque claramente prioriza el confort de marcha. Habrá que esperar a su lanzamiento en Argentina para poder evaluarla en todo tipo de circunstancias.

Dentro de la gama Palio hoy en nuestro país conviven el Fire (con el estilo del modelo 2005) como entrada y el denominado FLP, lanzado en 2008, que un año después recibió una sutil actualización, clonando la trompa del Siena.

Contrariamente a lo que podría pensarse, cuando llegue la nueva generación, el Fire no desaparecerá, sino que se mantendrá como la variante más accesible, y el reemplazo será para el FLP. Por el momento no se puede hablar de precios, pero al menos en Brasil (donde oscila entre los 31 y 42 mil reales) no hubo aumentos significativos a similar versión.

Con este nuevo modelo, Fiat reforzará el segmento de los compactos del segmento B, su verdadero fuerte en un mercado que demanda prioritariamente este tipo de vehículos. Lo interesante, como decíamos, es que se sumarán nuevas carrocerías además del sedán: una rural (¿Weekend?), una pick up (¿Strada?) y un inédito SUV compacto que rivalizará con el Ford EcoSport y el Renault Duster.

Autoweb
ADMINISTRATOR
PERFIL

Noticias Relacionadas

Dejá un comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios.