Prueba: Chery Tiggo 4 Comfort CVT

Probamos la versión con transmisión CVT del modelo compacto chino. Buen espacio y precio tentador, pero con un motor y caja mejorables.

Por Martín Simacourbe
Fotos: Miguel Oteiza

Hace 12 años, Chery llegó a la Argentina con un SUV, el Tiggo. Lo que entonces era un modelo, se convirtió en una especia de sub-marca que hoy engloba a todas las carrocerías todo terreno, diferenciadas por el número.

En la Argentina, se comercializan los Tiggo 2, 3, 4 y 5, pero la marca ya estuvo coqueteando (antes de todos los problemas para importar) con los 7 y 8, que finalmente (aun) no arribaron.

La nomenclatura es un tanto extraña y depende del mercado: el 4 es de un segmento más chico que el 3 (que es un rediseño de aquel Tiggo original) y en otras partes se lo llama 3 o 5X.

A la Argentina llega importado de China (como el resto de la gama Chery) en una sola versión de equipamiento, con la motorización 2.0 de 122 CV (a fin de año llegará un 1.5 de 105 CV, ver más) y dos opciones de caja. AutoWeb se subió a la CVT.

Además de los muchos rivales Mercosur del segmento de los SUV compactos, el Tiggo 4 compite por tamaño contra los BAIC X35, Changan CS15, Haval H2 y JAC S3, todos importados de China.


DISEÑO/ESTILO
El diseño del Tiggo 4 es correcto. Se lo ve bien, armónico y con un toque atractivo, pero nada sale de lo común. Tras algunos modelos que buscaron una impronta algo más personal, en este SUV, Chery deja todo donde debe estar.

Faros de buen tamaño, una parrilla con un tramado moderno, algunos cromados, un importante pilar C (sin tercera ventanilla) y llantas de 17 pulgadas (con un perfil de neumático generoso, algo que se agradece en nuestras calles) son sus principales características.

En cuanto a tamaño, está dentro de los parámetros de los SUV compactos, con poco más de 4,3 metros de largo, pero es uno de los más largos del segmento.

Si bien decíamos que es de un segmento inferior al Tiggo 3, el 4 está destinado a reemplazarlo en el mercado argentino, debido a la antigüedad del modelo con el que Chery inició sus ventas en el país. Por ahora, conviven.


INTERIOR/CONFORT
Puertas adentro, el Tiggo 4 ofrece sensaciones encontradas. Sin llegar al nivel de calidad de otros modelos chinos, la plancha está muy bien resuelta y sorprende ofreciendo materiales acolchados en la zona alta de la plancha, algo que los modelos Mercosur han olvidado casi por completo.

Nada genera ruidos y todo se ve bien encastrado, aunque el diseño no es su fuerte. Las salidas centrales de la climatización tiene una disposición extraña, pero eso no complica el flujo del aire.

En otros mercados hay un tablero mucho más moderno que el que se ofrece en la Argentina. El de acá tiene dos clásicos relojes apoyados por medidores digitales sin ningún vuelo a nivel diseño. Además, la computadora central ofrece poca información y nula precisión, al menos en cuanto a los datos de consumo (el velocímetro sí es preciso).

La posición de manejo es agradable, pese a que el volante no regula en profundidad. Las butacas contienen bien al cuerpo y ofrecen un tapizado de símil cuero.

Lo que más resalta al conductor es la pantalla táctil de 9″, que otra vez deja un gusto agridulce. Tiene buena respuesta y resolución, pero la interfaz no es muy moderna que digamos. Además, no cuenta con Android Auto y espejar un celular es posible, pero su operatoria, valga el chiste, es un chino. ¿Lo mejor? Se pueden manejar varias funciones con una ruedita en la consola entre asientos.

Atrás, el espacio es bastante generoso. No llega al nivel de un Duster, pero pueden acomodarse dos y hasta tres pasajeros ya que la butaca central no es nada incómoda. El piso es plano y hay buen lugar para las piernas y la cabeza.

El baúl, nominalmente, queda un poco corto con 340 litros, pero tiene buen formato y una amplia boca de carga. Debajo, aparece un auxilio temporal de las finitas, las que menos nos gustan.

En cuanto a equipamiento, no sobra. Ofrece encendido automático de luces, cámara y sensor trasero y control crucero como lo más destacable, pero hay que tener en cuenta que esta versión le apunta a las gamas de acceso de los modelos del Mercosur y China, con lo cual tampoco es que le falta de todo.

En otros mercados, incluso de la región, el Tiggo 4 ofrece, además de mayor contenido de seguridad, tablero digital, freno eléctrico, acceso sin llave, etc., elementos que no están previstos, por el momento, para la gama local.


MOTOR/PRESTACIONES
El motor es, como en muchos Chery, de origen austríaco, parte de la amplia familia Ateco. Este en particular es un 2.0 de 122 CV, con una relación CV/litro anticuada hasta para nuestro mercado, que recién se está pasando a los motores turbo en este segmento.

En otros países, Chery dispone en este Tiggo 4 de un 1.5 turbo de 147 CV que le caería mejor, por supuesto, pero que seguramente atentaría contra el principal objetivo del importador: ofrecer un precio accesible. De hecho, está en los planes traer una versión aun más accesible, con el 1.5 de 105 CV.

Más allá de la cilindrada, la potencia está en consonancia con la mayoría de las opciones, aspiradas, de baja y media gama: CS15 con 100 CV; T-Cross con 110; X35, C4 Cactus, 2008, Duster y Captur con 115; Kicks y S3 con 120; y EcoSport y Creta con 123 caballos.

A nivel prestaciones, no queda mal parado frente a esas propuestas. Y en esto tiene que ver un buen torque, de 180 Nm (los mencionados arriba rondan los 150 Nm): acelera en casi 12 segundos y recupera en poco menos de 9, cifras muy (pero muy) similares a las del Kicks o C4 Cactus, por ejemplo.

Los que no son tan buenos son los consumos, con más de 7 l/100 km en ruta, casi 10 a 130 y cerca de 11 en ciudad. En general, hablamos de un litro más que en los 1.6 regionales.

La peor cara del conjunto mecánico se la lleva la caja CVT, que tiene siete marchas prefijadas (se puede manipular con el comando secuencial de la selectora), pero que igualmente reacciona como las más antiguas de este tipo que manejamos, elevando hasta el infinito las vueltas si se presiona con decisión el acelerador.

Eso impacta en el consumo (nuestras mediciones, salvo la de ciudad, son a velocidades constantes) y también en el ruido, que es ingresa al habitáculo sin pedir permiso cuando se hace un sobrepaso con contundencia.

Si se la maneja en modo manual, el paso es más vivaz, pero hay que tenerla de rienda corta en forma permanente: si apretás el acelerador en las sobremarchas (sexta y séptima) no va a pasar absolutamente nada.


COMPORTAMIENTO
Una grata sorpresa del Tiggo 4 es que, pese a su modesta propuesta, viene con una suspensión trasera independiente, lo que lo mejora a nivel dinámico en cualquier superficie.

En ciudad el tren trasero copia bien y eleva el confort de marcha, algo en lo que también contribuye la elección del tamaño de los neumáticos. Sin embargo, los Giti son algo duros y en ciertas circunstancias merman el buen trabajo de las suspensiones.

Como privilegia el confort en la ciudad, en ruta no va tan aplomado como otros SUV del segmento, aunque la diferencia con el promedio no es grande. Hay inclinaciones, pero lejos de comprometer la maniobra.

Cierta falta de comunicación con lo que están haciendo las ruedas viene de la dirección, que no tiene asistencia eléctrica y por brindar una buena respuesta en el día a día, se queda corta a la hora de ofrecer firmeza cuando la velocidad aumenta. Con ciertos recaudos y a velocidades modestas, no trae inconvenientes.


SEGURIDAD
Por su condición de básico (repetimos que a fin de año habrá una nueva versión de entrada de gama), el Tiggo 4 se queda corto en cuanto a la dotación de seguridad.

Apenas viene con doble airbag (por supuesto tiene control de estabilidad e isofix), algo que sin embargo se puede encontrar también en varios rivales, como X35, Cactus, EcoSport, Creta, S3, Renegade, 2008 y Duster.

Sin embargo, hay otros como Tracker, CS15, Kicks o T-Cross que dan cuatro o seis desde el vamos, algo que la pone en desventaja. El Tiggo 4 tampoco ofrece ayudas a la conducción, pero es algo que esperaríamos en una opción más equipada.

En cuanto a los frenos, viene con cuatro discos, algo cada vez menos común en el segmento, y si bien la respuesta es adecuada desde el pedal, las distancias están un par de metros por encima de lo que suele ser una cifra elogiable.

Las luces son convencionales y la iluminación, mejorable. Por su parte, no hay pruebas de Latin NCAP en cuanto a impacto, pero en China, con otros parámetros, consiguió cuatro estrellas.


PRECIO/COMPETENCIA
Aquí está el gran atractivo del Tiggo 4, si es que los precios de lista se mantienen al concretar la operación. Esta versión Comfort con caja CVT cuesta 21.900 dólares. La que viene con caja manual sale 1.300 dólares menos.

No es fácil encontrarle rivales directos, porque en general las opciones básicas vienen con transmisión manual, aunque hay algunos ejemplos (Citroën C4 Cactus Feel, Jeep Renegade Sport o Renault Duster Instens) que ofrecen motores entre 115 y 130 CV y caja automática. Eso sí, no bajan de los 2.600.000 pesos.

Con las otras marcas chinas los precios no son tan uniformes. BAIC está cobrando por el X35 31.800 dólares, pero Changan en el CS15 y JAC en el S3 ofrecen precios, de lista, similares a los de Chery.

La pionera entre las marcas chinas en la Argentina ya tiene una larga historia en nuestro mercado y varios clientes satisfechos, con lo cual su logo ya no es extraño y sus productos tienen un amplio respaldo. La duda pasa más por los faltantes (de confort y seguridad) y la falta de modernidad del conjunto motor/caja.

Pero insistimos que si la diferencia de precio contra las propuestas Mercosur se mantiene (al fin y al cabo la lista de equipamientos es bastante similar ante unos cuantos), la Tiggo 4 es una propuesta a tener en cuenta como acceso de gama de los SUV compactos.


Lo Bueno

Espacio interior
Diseño atractivo
Confort de marcha
Calidad general
Precio tentador

Lo Malo

Solo dos airbags
Motorización/caja
Equipamiento de confort
Distancia de frenado
Auxilio temporal


FICHA TECNICA

Motor
4 cilindros, 16 válvulas
Cilindrada: 1.971 cm3
Alimentación: Nafta
Potencia: 122 CV a 5.500 rpm
Torque: 180 Nm a 4.000 rpm

Transimisión
Caja: Automática CVT
Tracción: Delantera
Frenos: Disco ventilado/Disco

Tren de Rodaje
Suspensiones: McPherson/Independiente
Dirección: Hidráulica
Neumáticos: 215/60 x 17″

Dimensiones y Capacidades
Largo/Ancho/Alto: 4,318/1,831/1,662 mm
Peso: 1.419 kilos
Baúl: 340 litros
Tanque: 57 litros

EQUIPAMIENTO DE CONFORT
Butaca regulable en altura
Control crucero
Llantas de aleación
Pantalla táctil con cámara
Sensor de estacionamiento
Tapizado de cuero

EQUIPAMIENTO DE SEGURIDAD
Airbags frontales
Apoyacabezas (5)
Cinturones inerciales (5)
Control de estabilidad
Faros antiniebla traseros
Isofix

PRESTACIONES

Aceleraciones
0-100 km/h: 11,8 s.
0-400 metros: 18,4 s.
0-1000 metros: 33,9 s.

Recuperaciones
80-120 km/h en D: 9,2 s.

Frenada
100-0 km/h: 42,8 mts.
140-0 km/h: 73,3 mts.

Consumos
100 km/h: 7,2 litros/100 km.
130 km/h: 9,6 litros/100 km.
Urbano: 10,9 litros/100 km.

7 comentarios
Autoweb
Autoweb
AUTOR
PERFIL
  • DISEÑO
  • HABITABILIDAD / CONFORT
  • PRESTACIONES / MOTOR
  • COMPORTAMIENTO
  • SEGURIDAD
  • PRECIO / COMPETENCIA
  • EQUIPAMIENTO

Chery Tiggo Comfort

- Precio US$21.900
- Potencia 122 CV
- Aceleración 0 a 100 km/h 11,8 seg.
- Consumo promedio 9,7/100 km

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply

7 Comentarios

  • Sergio
    8 julio, 2021, 1:32 pm

    Muy buena prueba. Felicitaciones

    Siempre los tuve como posibilidad a los Chery, mas cuando tengo algunos conocidos que están muy conformes con esta marca.

    Me sigue haciendo ruido la seguridad de estos. Además, el espacio interior de mi Duster no puedo cambiarlo por algo inferior… En ese sentido estoy atado en este segmento porque no hay ninguna que la iguala. Quizas la Spin, que no es un SUV, pero habrá que ver su evolucion el año próximo.

    RESPONDER
  • Gonzalo
    11 julio, 2021, 10:28 am

    Martín, fijate que en la tabla de puntaje te quedó pegada la de Nissan Kicks

    RESPONDER
  • Gonzalo
    11 julio, 2021, 10:34 am

    La verdad que no hay otro SUV chico automático por 2.211.900 (tomando el dólar a 101). De hecho termina saliendo menos que el sedán automático chico más vendido del país.
    Eso es lo que no entiende el gobierno, la brecha cambiara favorece siempre la importación, entonces salen a frenarla con lo que pueden.

    RESPONDER
    • Mariano@Gonzalo
      12 julio, 2021, 4:49 pm

      Lamentablemente la lista de precios queda en la buena intención de la marca. En las concesionarios este vehículo va desde los 2.800.800 a los 3.100.000 pesos. Es incomprable. La muestra está en como mes a mes las ventas de Chery caen, De estar hace unos años en el top 10 ahora tenés que buscarla en el puesto 23 de ventas con apenas 53 unidades…

      RESPONDER
      • Gonzalo@Mariano
        12 julio, 2021, 11:28 pm

        Que macana, pero en definitiva pierden ellos mismos (Chery) por mentir. No pago sobreprecios ni loco.

        RESPONDER
  • roberto
    7 septiembre, 2021, 11:45 pm

    Es la segunda Chery que tengo: primero la T3 1.6 comfort y ahora una T4, ambas manuales. Volví a comprar Chery por la confiabilidad. A la Tiggo 3 no le hice absolutamente nada en 3 años con 60.000 kms. Solo los services oficiales. Te felicito Martín por el test, es tal cual lo publicaste. La única diferencia con la manual, es que tal vez consume un poco (algo) menos que la automática, y por otro lado, respecto a los CV informados por la marca no creo que tenga solo 122, sino que debería informar 138 como la Tiggo 3 (2.0) o la 5. La Tiggo 3 con motor 1.6 acusaba 125 CV y le costaba un poco en los sobrepasos en ruta, más aun con el aire encendido, cosa que con la T4 eso no sucede y se nota que es mucho más enérgica que la 3. Gracias por la nota, te envío un saludo!

    RESPONDER