Allanté, el Cadillac hecho por Pininfarina que resultó un fracaso

Allanté, el Cadillac hecho por Pininfarina que resultó un fracaso

General Motors estableció un curioso sistema de producción que terminó siendo en una de las peores decisiones industriales de la historia.

La aparición de un Cadillac Allanté abandonado en la provincia de San Luis nos despertó contarte esta curiosa historia de uno de los fracasos más recordados. La idea de GM no era mala, pero la implementación terminó siendo letal para el modelo nacido en 1987.

Con la premisa de competir contra otros deportivos europeos de gran éxito en Estados Unidos como el Mercedes SL o el Jaguar XJS, General Motors pensó en Pininfarina no solo para el diseño sino también para la producción de este biplaza de tracción delantera.

El resultado estético fue admirable, una coupé de modernas líneas que aunaba el estilo clásico americano con el toque europeo que solo un diseñador del Viejo Continente podía darle. Era un roadster con techo de lona pero que podía equiparse con un otro rígido que venía con la compra.

El Allanté, que debía su nombre a una computadora que analizó otras 1.700 opciones, tenía otros atributos: butacas deportivas eléctricas con 10 posiciones, un entorno digital repleto de teclas, un instrumental futurista y hasta un celular integrado.

Lo más curioso es que el carrocero italiano no solo se ocupó del diseño, sino también de buena parte de la producción en la planta de San Giorgio Canavese, cercana a Turín.

GM anunció con bombos y platillos este sistema de producción en el que Pininfarina trabaja la carrocería y la pintaba, para luego mandarla a Detroit a finalizar el proceso, con el ensamblaje de todo el conjunto mecánico.

Claro que ese envío se producía en Boeing 747 cargueros de Lufthansa y Alitalia (con una capacidad de 56 unidades cada uno). Lo lógico hubiera sido enviarlos por barco, pero GM alegó que “el tiempo es dinero” y que la salinidad del mar podía afectar las carrocerías.

Pero lo que no anunció la empresa es que para que Pininfarina se hiciera de asientos, todo el cableado eléctrico y acortara los chasis con partes de otros modelos de Cadillac, Buick y Olsmobile era necesario otro traslado previo desde Estados Unidos.

El Puente Aéreo Allanté, como se denominó ese periplo, demandaba unas 9000 millas (casi 15.000 km) y eso invariablemente incidió en los costos, pero como el descapotable era un modelo de lujo, todo cerraba.

Sin embargo, el proceso artesanal de la planta de Pininfarina no logró el grado de calidad suficiente para competir contra Mercedes. Aunque el modelo era más económico que un SL, rápidamente mostró problemas con la estanqueidad de la capota, algo que el fabricante italiano reportó a GM, pero que el gigante norteamericano desoyó ante el retraso que implicaba.

El Allanté no solo tuvo problemas en la carrocería. También mostró deficiencias con el ABS y el equipo de audio Bose, algo inaceptable para su precio, por lo que la reputación del modelo se desplomó ni bien fue lanzado al mercado estadounidense.

Para tener una idea, de las 4.000 unidades pactadas para 1987, apenas se produjeron 1.651. Y de las 7.000 estimadas para 1989, solo se hicieron 2.569.

Para tentar mas a un cliente que no se veía tentado, el motor V8 4.1 de 170 CV que inicialmente llevaba el Allanté, fue reemplazado por un 4.5 de 200 CV en 1989 y más tarde por un 4.6 de 295 CV, siempre acompañado con una caja automática de 4 marchas.

Esas permanentes actualizaciones lo mantuvieron con vida hasta 1993, pero en seis años apenas se produjeron 21.430 unidades de este roadster que, pese a su belleza, no pudo superar las malas decisiones industriales.

Venía con un techo rígido extraíble. Medía 4,5 metros de largo.

Pero también podía circular con uno clásico de lona.

El entorno del conductor era sumamente avanzado para la época.

Pruebas en el túnel de viento de Pininfarina.

 Así viajaba el Allanté en los Boeing 747 rumbo a Detroit.

Del aeropuerto, en camión hasta la planta.

Iban en camiones especialmente preparador para transportar a este modelo.

En Estados Unidos se terminaba el proceso con el ensamblaje de motor, caja y suspensiones.

Autoweb
Autoweb
AUTOR
PERFIL

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply