Todos los cambios que no se ven de la renovada Nissan Frontier

Todos los cambios que no se ven de la renovada Nissan Frontier

Además de los cambios estéticos, de equipamiento y de la gama, te contamos dónde y qué modificaciones adoptó la pick up de Nissan.

Como parte de la cobertura de la presentación de la renovada Nissan Frontier, ya vimos los cambios estéticos de la nueva opción deportiva (ver más) y también la nueva gama, con precios y equipamientos (ver más). Ahora nos vamos a centrar en muchas de las modificaciones que no se ven a simple vista.

Pese a que los motores no cambian (2.3 turbo de 160 CV y biturbo de 190 CV), sí hubo una serie de modificaciones que afectaron a las suspensiones, chasis, frenos, la caja de carga, la seguridad y más.

Para conocerlas a fondo, charlamos con Ricardo Abe, Senior Manager de Ingeniería de Producto de la marca en América Latina.

El chasis en forma de doble C presenta refuerzos adicionales para soportar un mayor peso, producto de las tecnologías de seguridad que sumó con la actualización de la pick up.

También hubo un ajuste de las suspensiones, con cambios en la calibración de los amortiguadores delanteros y traseros (atrás se mantiene del esquema Multilink) para entregar más confort y estabilidad.

La marca buscó un mejor desempeño para nuestros castigados caminos, pero el cambio es sutil, apenas comprobable en el recorrido que hicimos, con muchos km de tierra y barro y menos de asfalto. Hay que recordar que la Frontier tiene uno de los mejores comportamientos a la hora del confort de marcha de todo el segmento y eso sigue vigente.

La chata también sumó la opción con cuatro modos de manejo (solo en las versiones automáticas), que suma al Standard habitual las opciones Sport, Off Road y Remolque (que funciona tanto con trailers como con carga pesada en la caja).

El sistema se acciona con un switch en la consola y modifica parámetros del motor y la transmisión. Esta última mantiene la relaciones de caja de la anterior Frontier, aunque recibió una nueva calibración en pos de cumplir las actualizadas normas anticontaminantes de Brasil.

Otros cambios se ven los llamativos faros delanteros de led, presentes desde la versión XE. Con este sistema, se ganó un 20 por ciento de brillo en las luces bajas y de 30 por ciento en las altas.

La Frontier también sumó frenos a disco en las cuatro ruedas (en toda la gama), bloqueo de diferencial trasero (solo en la Pro-4x) y más equipamiento de seguridad.

Por ejemplo, hay seis airbags de serie (antes solo desde la LE) y ayudas a la conducción (desde la Platinum) que incluyen frenado autónomo, mantenimiento de carril (lo hace accionando los frenos de las ruedas contrarias), alerta de punto ciego, de tráfico cruzado, de fatiga, que se suman a la conocida cámara 360°.

Además, la caja de carga es ahora 48 mm más alta, algo que le permite ofrece más capacidad y que suma nuevos ganchos y un portón con barra de torsión para mejorar la apertura y el cierre.

Otra novedad son los espejos, pero no es un cambio meramente estético. Gracias al nuevo diseño y al estar más separados de la carrocería, mejoró la insonorización en el habitáculo.

Autoweb
ADMINISTRATOR
PERFIL

Noticias Relacionadas

Dejá un comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios.

Ultimas Noticias