Prueba: Peugeot 208 GTi 1.6 THP 200

Es la propuesta más potente y deportiva de la gama. Gracias a sus 200 CV y a la eficiente dinámica propone diversión al volante. Dudas sobre su precio.

Por Gastón Vanini

En el pasado mes de enero la gama del 208 regional se completó con la llegada de las versiones XY y GTI, importadas de Francia y con mayor sofisticación y potencia respecto del modelo fabricado en Brasil.

Las nuevas variantes significaron, además, el ingreso de la carrocería de tres puertas del modelo, que junto con la de 5 puertas (es la que ofrece el modelo Mercosur) son las únicas que hasta el momento se ofrecen también a nivel internacional.

El 208 GTI es el otro exponente de la saga de productos deportivos de la serie “200” de la marca francesa, que años anteriores creó los inolvidables 205 GTI, 206 GTI y, más cercano en el tiempo, el 207 GTI.

El 208 redobló la apuesta de sus antecesores elevando la potencia hasta los 200 caballos, una cifra que le asegura buenas prestaciones y propone intensas sensaciones de manejo.


DISEÑO/ESTILO
Como ya comentamos anteriormente, la diferenciación del GTI comienza por su carrocería de tres puertas, a diferencia del 207 GTi, que ofrecía también la de cinco.

Dicha configuración le imprime una estética más juvenil y deportiva. A eso se suman diversos detalles específicos, como el aplique en color sobre la parrilla, que es totalmente cromada, junto con el alerón posterior y la doble salida de escape.

Se lucen también las ópticas delanteras, que cuentan con una guía de LED, así como las pinzas de freno en rojo y la sigla “GTI” sobre la ventanilla trasera, una solución heredada del 205 GTi.

Al 208 más pasional de la gama se lo nota bien plantado gracias a una suspensión con una puesta a punto específica, y a las generosas llantas de aleación con cinco rayos dobles, presentación bitono y un diámetro de 17 pulgadas, las cuales van acompañadas de neumáticos Michelin en medida 195/60. Aplausos para el auxilio, idéntico a las otras cuatro ruedas.


INTERIOR/CONFORT
Mimetizado con la carrocería, desde la primera impresión el habitáculo demuestra que estamos ante un 208 con carácter. Los primeros detalles se observan en las puertas, revestidas en cuero y una manija en negro y rojo, color este último que también se encuentra en la plancha, con el mismo diseño que en el 208 regional, y en el tablero, que trae como novedad los indicadores analógicos para la temperatura de agua del motor y el medidor de combustible: como nos gusta.

Los materiales son todos rígidos pero que manifiestan mayor sofisticación que en el 208 regional, junto con un correcto armado. Además, el GTI se beneficia por tener la superficie superior del panel recubierta en cuero –y con costuras en rojo-, algo que también está presente en el volante –con base plana y buen grip-, en el selector de caja, en las butacas deportivas y en las puertas.

La posición de manejo es buena debido a la doble regulación de volante y en altura de la butaca, que además es cómoda, sujeta bien y baja lo necesario para lograr una postura deportiva. A los que acostumbran a conducir con el volante alto les costará un poco más acostumbrase al estilo de tablero elevado del 208; a nosotros, que nos gusta el volante bien vertical, no nos ha traído inconvenientes.

Como es de esperase, las plazas traseras están limitadas por la ausencia de las puertas posteriores, mientras que el espacio es escaso, con altura justa y un lugar para las piernas que depende de la posición longitudinal de las butacas delanteras. Además, el baúl posee 33 litros menos (285) respecto del modelo Mercosur.

El equipamiento de confort es completo, ya a que ofrece climatizador bizona, orenador de a bordo, regulador y limitador de velocidad, navegador, equipo de audio con USB y Bluetooth, techo panorámico, etc. Incluso cuenta con sistema de estacionamiento asistido, el cual realiza la maniobra de entrada y salida en forma automática.

Se destaca la presencia de las luces direccionales, que funcionan a través de los faros antiniebla delanteros, como del sistema de audio/navegador con pantalla táctil, que se encuentra cerca del conductor y ostenta un buen funcionamiento.


MOTOR/PRESTACIONES
Se trata del conocido y eficiente propulsor naftero 1.6 THP con cuatro cilindros, inyección directa, turbocompresor, intercooler y doble distribución variable, cuya configuración le permite entregar 200 caballos a 5.800 rpm y 28 kgm de torque a 1.700 vueltas.

Como las cifras lo indican, el 208 GTI dispone de una gran agilidad desde la zona baja del cuentavueltas, y la misma se extiende en gran parte del rango de revoluciones. Esto le permite contar con una notable agilidad en cualquier tipo de circunstancias.

Esto se disfruta en la ciudad –donde hay que moderar el acelerador para no sobrepasar las velocidades máximas permitidas- y en la ruta, ámbito en el cual brinda extrema seguridad a la hora de los sobrepasos, incluso sin que el conductor tenga que recurrir constantemente a la caja, la cual posee relaciones correctas y una sexta que relaja el régimen a alta velocidad (a 130 km/h el motor gira a poco más de 3.000 rpm).

Las prestaciones son satisfactorias, con un 0 a 100 km/h resuelto en 7,3 segundos, una recuperación de 80 a 120 km/h en sexta lograda en 10,6 segundos y una velocidad máxima de 220 km/h (en quinta).

El consumo, por su parte, es realmente bajo teniendo en cuenta las prestaciones: a 100 km/h necesita 5,7 l/100 km (autonomía de 877 km) y en ciudad se las arregla con apenas 9,1 l/100 km (549 km).


COMPORTAMIENTO
Las suspensiones del GTI están claramente orientadas a la deportivad, algo que queda evidenciado en el manejo veloz, donde se lo siente seguro en lo derecho y no le teme a los vientos laterales. Además, en curva muestra aplomo y transmite seguridad con un comportamiento sin vicios. Ante los excesos actúa el control de estabilidad, un aliado en este rubro.

Sin llegar a un extremo, en ciudad puede resultar demasiado firme, pero en este caso es el precio a pagar por la eficiente respuesta dinámica.

La dirección, con asistencia eléctrica y progresiva, es una dulzura en la ciudad y en ruta se muestra algo liviana pero muy precisa. Además, el conjunto saca a relucir el acotado diámetro de giro, de 11,2 metros.

Los frenos cuentan lógicamente con ABS y distribución electrónica, junto con cuatro discos (delanteros ventilados) y un pedal de agradable tacto, sistema con el que se detiene de 100 a 0 en 40,5 metros y de 140 km/h a cero en 81,3 metros, cifras discretas que no le permiten destacarse en rubro.

Se disfruta el tamaño pequeño del volante, como la suavidad de la asistencia de la dirección, la cual se vuelve más “pesada” cuando se eleva la velocidad. El selector, por su parte, posee recorridos intermedios, ni tan largos ni cortos, además de un paso de cambios preciso, mucho mejor que en el 208 regional.

Gracias a la potencia disponible, a la configuración del chasis y al sistema de escape que emite un sonido “ronco”, el 208 GTi propone un manejo divertido y pasional en el que las aceleraciones son las principales protagonistas.


SEGURIDADCuenta con una buena dotación tanto en seguridad activa como pasiva. En la primera incluye control de tracción y estabilidad, mientras que en el segundo punto se destacan los airbags frontales, laterales y de cortina, los anclajes Isofix y los cinco apoyacabezas y cinturones inerciales, entre otros.

Dispone de luces antiniebla delanteras y trasera, al igual que luces de LEDs diurnas, pero no cuenta con luces de xenón, una falta que se nota.


PRECIO/COMPETENCIA
Es sin dudas un tema controvertido en el 208 GTi, ya que cuando arribó al país en enero Peugeot lo ofrecía a 230.000 pesos, pero que luego de la implementación del “impuestazo” llegó hasta los 350 mil pesos.

En la actualidad cotiza “sólo” a 239.100 pesos según el sitio oficial de la marca. Pero resulta que algunos concesionarios no respetan dicho valor, el cual para muchos es sólo un precio virtual.

Lo cierto es que, consultadas algunas concesionarias oficiales, nos comunicaron valores de 239.000 pesos (sin stock), y de 310.000 y 365.000 pesos, en estos dos últimos casos con unidades disponibles. La garantía es de sólo dos años sin límite de kilometraje.

De respetarse en dicho valor en los concesionarios, el mismo resulta bastante más accesible comparado con otros modelos similares, aún más afectados por el nuevo impuesto, como el Audi A1 S-Line S tronic (185 CV; 89.900 dólares), el Mini Cooper S Hot (184 CV; 47.000 dólares) y JCW (211 CV; 60.500 dólares). Un poco más abajo y con menor potencia se encuentra el Citroën DS3 Turbo Sport Chic (156 CV), que también está afectado por el impuesto, por lo que hoy cotiza a 354.852 pesos.


Lo Bueno

Diseño y presentación
Equipamiento completo
Motor y prestaciones
Dinámica en ruta

Lo Malo

Asperezas en ciudad
Espacio interior y baúl
Sin luces de xenón
Precio dudoso/Garantía


FICHA TECNICA

Motor
4 cilindros, 16 válvulas
Cilindrada: 1.598 cm3
Alimentación: Nafta
Potencia: 200 CV a 5.800 rpm
Torque: 28,0 kgm a 1.700 rpm

Transimisión
Caja: Manual de seis marchas
Tracción: Delantera
Frenos: Disco ventilado/Disco

Tren de Rodaje
Suspensiones: McPherson/Barra de torsión
Dirección: Eléctrica
Neumáticos: 205/45 x 17″

Dimensiones y Capacidades
Largo/Ancho/Alto: 3,960/1,740/1,470 mm
Peso: 1235 kg
Baúl: 285 litros
Tanque: 55 litros

EQUIPAMIENTO DE CONFORT
Butaca calefaccionada regulable en altura
Climatizador bizona
Control crucero
Estacionamiento asistido
Llantas de aleación
Pack eléctrico
Pantalla táctil con navegador
Sensor de estacionamiento del/tras
Sensor de lluvia
Tapizado de cuero
Techo panorámico
Volante de doble regulación

EQUIPAMIENTO DE SEGURIDAD
Airbags frontales, laterales y de cortina
Apoyacabezas (5)
Cinturones inerciales (5)
Control de estabilidad
Encendido automático de luces
Faros antiniebla del/tras
Luces direccionales

PRESTACIONES

Aceleraciones
0-100 km/h: 7,3 s.
0-400 metros: 15,4 s.
0-1000 metros: 27,8 s.

Recuperaciones
80-120 km/h en 4°: 6,8 s.
80-120 km/h en 5°: 8,8 s.
80-120 km/h en 6°: 10,6 s.

Frenada
100-0 km/h: 40,5 mts.
140-0 km/h: 81,3 mts.

Consumos
100 km/h: 5,7 litros/100 km.
130 km/h: 7,0 litros/100 km.
Urbano: 9,1 litros/100 km.

Autoweb
Autoweb
AUTOR
PERFIL
  • DISEÑO
  • HABITABILIDAD / CONFORT
  • PRESTACIONES / MOTOR
  • COMPORTAMIENTO
  • SEGURIDAD
  • PRECIO / COMPETENCIA
  • EQUIPAMIENTO

Peuigeot 208 GTi

- Precio $ 239.100
- Potencia 200 CV
- Aceleración 0 a 100 km/h 7,3 seg.
- Consumo promedio 7,8/100 km

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply