Prueba: Nissan Kicks Special Edition

Nos subimos a la versión más equipada del Kicks, el SUV compacto de Nissan que hace del equilibrio su principal carta de presentación.

Por Martín Simacourbe
Fotos: Miguel Oteiza

El desembarco industrial de Nissan en la región se dio con los March y Versa, a mediados de 2016, pero la gran apuesta regional arrancó con el Kicks, un modelo que, sin embargo, en los primeros meses de vida arribó a la Argentina importado de México.

Ya proveniente de Resende, el SUV compacto de Nissan se acomodó bien en las ventas. Aunque sin llegar a los niveles de EcoSport o Duster, pelea en la franja intermedia de los patentamientos del segmento con Tracker, Cactus, HR-V, 2008, Captur y, ahora, T-Cross.

La gama del Kicks se compone de tres versiones básicas de equipamiento (Sense, Advance y Exclusive), siempre animadas con series limitadas como esta Special Edition que manejamos o la UEFA Champions League, que celebra el patrocinio de la marca en el certamen de clubes europeo.

Todas llevan la misma motorización: el 1.6 que ofrecen varios modelos de la alianza en la Argentina (March, Versa, Note, Kangoo, Captur y en breve la familia Logan/Sandero) acompañados de una caja manual o una CVT.


DISEÑO/ESTILO
En todo el test vamos a ver algo que se repite: el equilibrio. En muchos casos, casi en todos, el Kicks se ubica en el medio de todas las propuestas del segmento de los SUV chicos, sin mucho para criticarle, pero tampoco para elogiarlo en exceso.

Con el diseño empezamos a transitar este terreno. Es agradable, entrador, moderno y hasta tiene su cuota de agresividad con algunos trazos rectos en la combinación de faros y parrilla y en el corte de la línea de cintura. Pero tampoco es un diseño rompedor o que guste a todo el mundo.

Esta versión utiliza una pintura bitono que tanto se ha impuesto en esta clase de vehículos, disponible únicamente en estas series especiales o en la Exclusive bitono, justamente.


INTERIOR/CONFORT
El interior refuerza esta idea: hay buenas ideas, pero algunas se quedan a mitad de camino. Por ejemplo, la terminación es correcta, con materiales de tacto agradable, sin crujidos y con buena insonorización, pero algunos elementos merecen mejor ajuste y presentación.

La posición de manejo también es un punto fuerte, aunque a algunos, el volante, de generoso tamaño, puede quedarle algo bajo. Lo mismo puede decirse del tablero, que gana un sector digital con la posibilidad de modificar la información que acompaña a un velocímetro de aguja siempre presente. Es mejor que uno clásico, pero queda por detrás de lo que ya ofrece VW en el T-Cross.

Lo bueno, sin peros, estás en las plazas traseras, con buen espacio a lo alto y a lo largo, con un ancho que deja las cosas mejor para dos que para tres. También es bueno el baúl, con 432 litros, una de las mejores cifras del segmento. Debajo, otra buena noticia, el auxilio es idéntico a los titulares, tanto en medida como en material: es de aleación.

Otro punto a medio camino es el del equipamiento. Hay cosas interesantes como la cámara 360° que permite tener un mejor panorama a la hora de estacionar, pero también hay algunos faltantes.

Esta versión que nosotros manejamos no tenía dos elementos que ya ofrece la gama Kicks: control crucero y espejamiento de celular (con lo cual no vamos a ser críticos de eso), pero aun así no ofrece sensor de lluvia, techo corredizo, climatizador bizona, cierre automático de puertas o one touch en las cuatro ventanillas.


MOTOR/PRESTACIONES
En el segmento de las SUV compactas hay dos niveles de motorización. Están lo que como Nissan optan por una tranquila y también los que ofrecen buena potencia. Incluso hay modelos que se paran en ambos, como Citroën, Ford, Peugeot o Renault, que brindan dos variantes motrices en sus gamas.

Nissan, al contrario de su socia, que en el Captur ofrece también un 2.0 de 140 CV, se contentó con el clásico 1.6 de 120 CV (en Renault la cifra se queda en 115) que pese a una potencia nominal baja se las arregla para entregar prestaciones acordes.

Los 11,8 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h que se toma el Kicks no son cifras elogiosas, sobre todo si pensamos que hay varios rivales que bajan de los 10 segundos, pero aun así mejora lo que logran el propio Captur 1.6, el Renegade o el flamante T-Cross.

Los niveles de consumo también se quedan en un intermedio, con buenas cifras en ruta, a velocidades constantes, y un poco más glotonas en ciudad. Logra menos de 7 l/100 km a 100 km/h, 9 a 130 y casi 11 en el ciclo urbano. Lo malo es que el tanque aporta tan solo 41 litros, lo que obligará a pasar más seguido por la estación de servicio.


COMPORTAMIENTO
Si pensás que el desempeño del Kicks es equilibrado… acertaste. Nuevamente el producto de Nissan aparece como una buena opción para los que quieren que haga todo más o menos bien, aunque eso implique también que no sea la referencia.

La motorización, como dijimos, no es del todo potente, pero para el uso diario está más que bien. Es sobre todo la caja CVT la que le quita puntos a la hora de salir a la ruta y ganar velocidad con facilidad.

De hecho, más allá de las críticas que se le puedan hacer a la caja por una respuesta remolona, lo más flojo es que no ofrece un manejo manual, ya sea desde el comando de caja o a través de levas. Sólo brinda un botón Sport, que modifica levemente el régimen del paso de marcha y una opción para mantener marchas bajas en caminos empinados o montañosos.

En ciudad es un vehículo agradable, pese a que los neumáticos de bajo perfil pongan algunos peros en ciertos caminos como empedrados o tierra muy seca. No es tan confortable como un Duster o un Cactus, pero la diferencia no es terminante y a la hora de un off road transitorio, lejos de ser un 4×4, se las arregla bien por el buen despeje.

En ruta muestra buen apoyo y una conducción sincera y fácil, pero ante grandes exigencias muestra limitaciones con algunas inclinaciones y una dirección que bien podría ser algo más comunicativa y dejar de lado el alto confort que entrega a velocidades normales.


SEGURIDAD
Una buena porque Nissan no es del todo generosa en los segmentos inferiores. Por ejemplo, Kicks es el único de los March, Versa y Note que ofrece control de estabilidad. También se agradecen los seis airbags de esta versión equivalente a la tope de gama.

En las pruebas de Latin NCAP (que probó la versión con doble airbag), el modelo de Nissan obtuvo cuatro estrellas, tanto para adultos como para niños.

Y en cuanto a los frenos… sí, están dentro del promedio, con casi 41 metros para detenerse de 100 km/h a cero. El pedal se comportó de manera correcta.


PRECIO/COMPETENCIA
Hablar de precios con tantas bonificaciones es un poco extraño, pero vayamos a los valores de lista. Este Kicks Special Edition cuesta 1.669.815 pesos, que es (¿a que no advinás?) un precio equilibrado entre las muchas propuestas del segmento.

Veamos: el Captur 1.6 CVT está “barato” a menos de 1.400.000 pesos, los de PSA (C4 Cactus y 2008) rondan 1.450.000 aun con el motor turbo y buen equipamiento (sobre todo el Citroën), Renegade y Tracker pasan 1.600.000 y HR-V y T-Cross están por arriba de 1.700.000.

Como siempre ocurre, cuando hay tanta oferta, cuesta encontrar una propuesta que deje contentos a todos, porque es difícil destacarse en todos los rubros. El Kicks probablemente no sea el mejor en nada o encuentre siempre un rival que ofrezca algo mejor, pero a la vez no es nunca el peor y deja atrás a varios en cada ítem. Si te gusta el equilibrio, podría ser tu próximo auto.


Lo Bueno

Diseño agradable
Comportamiento equilibrado
Consumo en ruta
Calidad interior
Baúl/Habitabilidad

Lo Malo

Potencia limitada
Prestaciones modestas
Caja sin uso manual
Tanque chico
Algunos faltantes


FICHA TECNICA

Motor
4 cilindros, 16 válvulas
Cilindrada: 1.598 cm3
Alimentación: Nafta
Potencia: 120 CV a 6.300 rpm
Torque: 15,2 kgm a 4.000 rpm

Transimisión
Caja: Automática CVT
Tracción: Delantera
Frenos: Disco ventilado/Tambor

Tren de Rodaje
Suspensiones: McPherson/Barra de torsión
Dirección: Eléctrica
Neumáticos: 205/55 x 17″

Dimensiones y Capacidades
Largo/Ancho/Alto: 4,295/1,760/1,590 mm
Peso: Sin datos
Baúl: 432 litros
Tanque: 41 litros

EQUIPAMIENTO DE CONFORT
Acceso y arranque sin llave
Climatizador automático
Control crucero
Llantas de aleación
Pack eléctrico
Pantalla táctil con cámara 360°
Sensor de estacionamiento
Tapizado de cuero
Volante de doble regulación

EQUIPAMIENTO DE SEGURIDAD
Airbags frontales, laterales y de cortina
Apoyacabezas (5)
Cinturones inerciales (5)
Control de estabilidad
Faros antiniebla delanteros
Isofix

PRESTACIONES

Aceleraciones
0-100 km/h: 11,8 s.
0-400 metros: 18,4 s.
0-1000 metros: 33,3 s.

Recuperaciones
80-120 km/h en D: 9,4 s.

Frenada
100-0 km/h: 40,8 mts.
140-0 km/h: 72,3 mts.

Consumos
100 km/h: 6,7 litros/100 km.
130 km/h: 9,0 litros/100 km.
Urbano: 10,7 litros/100 km.

1 comentario
Autoweb
Autoweb
AUTOR
PERFIL
  • DISEÑO
  • HABITABILIDAD / CONFORT
  • PRESTACIONES / MOTOR
  • COMPORTAMIENTO
  • SEGURIDAD
  • PRECIO / COMPETENCIA
  • EQUIPAMIENTO

Nissan Kicks Special Edition

- Precio $1.669.815
- Potencia 120 CV
- Aceleración 0 a 100 km/h 11,8 seg.
- Consumo promedio 9,3/100 km

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply

1 Comentario

  • Quique
    30 noviembre, 2019, 10:02 am

    Muy completo el informe

    RESPONDER