Industria nacional

El Gobierno permitirá importar buses eléctricos sin arancel

A través de un decreto presidencial, las empresas podrán importar en total 350 unidades siempre y cuando presenten un plan de fabricación nacional o proyecten flotas con motorización alternativa.
18 / 1 / 2018 | 0 Comentarios
El Gobierno Nacional autorizó, mediante un decreto presidencial, la importación de hasta 350 buses eléctricos sin arancel por parte de fabricantes o importadores de vehículos. Cada empresa tendrá un cupo máximo de sesenta unidades y un plazo de tres años.

El comunicado que el Ministerio de Producción de la Nación envió a los medios asegura que, con esta medida, se busca incentivar la producción local. ¿Incentivar la producción local trayendo colectivos del exterior? No: sólo podrán importar con un arancel del 0 por ciento aquellas compañías que presenten un plan de fabricación nacional de ómnibus eléctricos.

El decreto establece que las empresas que presenten un plan de fabricación nacional deberán, para poder importar con un arancel del 0 por ciento, iniciar la producción en un plazo menor a dos años respecto de la primera importación realizada y por un volumen al menos equivalente al promedio de unidades importadas por año.

A su vez, Producción ordena que la integración local de partes locales deberá partir de un mínimo del 10 por ciento durante los primeros dos años y subir al menos hasta un 25 por ciento a partir del tercer año de producción.

“Con esta medida buscamos incentivar la producción local en un segmento que tiene un componente importante de innovación y tecnología”, aseguró el secretario de Industria, Martín Etchegoyen.

El incentivo de importación con arancel 0 por ciento también estará disponible para aquellos proyectos que tengan por finalidad evaluar, con carácter experimental, la viabilidad de flotas de transporte de pasajeros con motorización alternativa.

En abril de 2017 la automotriz china Dongfeng anunció que producirá vehículos eléctricos en una nueva planta de José C. Paz, Buenos Aires, producto de una inversión de 300 millones de dólares. En su momento, aseguraron que se crearán 500 puestos de trabajo directos y 2.000 indirectos. Para conocer más detalles, hacer click en este enlace.

Por otra parte, en junio del año pasado directivos de la empresa china BYD Industries y su subsidiaria local CTS Auto S.A. anunciaron estar interesados en instalar una planta de fabricación de vehículos 100 por ciento eléctricos en la Argentina. La firma CTS Auso se convirtió en terminal radicada en mayo a través de un decreto presidencial. Para conocer más detalles, hacer click en este enlace.