Análisis

Debate: el futuro de los concesionarios, ¿en jaque?

Si las ventas oficiales de vehículos 0 km por Internet avanzan, ¿qué sucederá con los salones de venta físicos? ¿Podrán adaptarse a un modelo de negocios 3.0?
23 / 11 / 2016 | 9 Comentarios
Chevrolet lanzó hace unos días en la Argentina una campaña para vender algunos modelos 0 km a través de su sitio web oficial y abrió el debate: ¿vamos camino a la desaparición de los salones de venta “físicos” de los concesionarios?

Por el momento, estamos lejos. La marca del moño dorado invita a sus clientes a reservar sus autos por la web, a través de una seña abonada mediante el sitio Mercado Pago, pero luego la venta (y el resto del pago o la financiación) se concreta en un concesionario “real” elegido por el propio comprador.

No está en discusión: hoy, los concesionarios siguen siendo una parada obligatoria para cualquier persona que transita el camino de la compra de un vehículo nuevo. La pregunta es si se podrán sostener en el tiempo ante el empuje cada vez más fuerte de “la Internet del te vendo todo”.


En Italia, Fiat venderá modelos a través de Amazon... y con descuento. 

Si ya no es necesario acudir a una agencia de viajes para comprar un paquete e irse de vacaciones al lugar más inhóspito del mundo. Si tampoco es obligación ir a una tienda física electrónica para adquirir una computadora, un celular o un Smart TV. ¡Si ni siquiera hay que ir al supermercado para llenar la heladera! ¿Por qué no pensar en un futuro 3.0 para la compra de un 0 km?  

En Italia, por ejemplo, Fiat anunció una alianza con Amazon para vender sus modelos 500, 500L y Panda con un descuento de hasta el 33 por ciento a través de esta plataforma. El cliente lo compra por la web, elige versión, color y opcionales, y lo retira quince días más en el concesionario que haya elegido.

Al menos en la Argentina, los propios “agencieros” reconocen que la mayoría de los clientes llegan hoy a los concesionarios con toda la información aprendida del modelo y versión que quieren. No necesitan mostrarles el auto ni contarle sus bondades, como lo hacían antes. El cliente ahora lo sabe, porque revisó la ficha técnica en el sitio oficial, leyó opiniones de usuarios en foros del modelo y hasta miró una prueba de manejo en Youtube.

Cuando el cliente que acude al punto de venta con tanto conocimiento sobre el vehículo que va a comprar, el vendedor prácticamente no vende ni asesora, sino que se encarga de la gestión de la operación. Y eso, con el avance de la tecnología, lo puede hacer cualquier computadora. Una buena plataforma debería estar capacitada hasta para ofrecer financiación a 12, 24 o 36 meses en distintos bancos, cada uno con sus condiciones.

Es cierto: podrían perderse muchas fuentes de trabajo. Pero el modelo de negocio se puede adaptar, como lo hicieron todos los sectores que se vieron invadidos por las compras online. Si se planea con consciencia, nadie debería salir perjudicado. Por el contrario, sería una buena manera de acabar con los sobreprecios de algunos concesionarios y que las automotrices controlen “de cerca” los abusos con los gastos administrativos. 

Dante
miércoles, 23 de noviembre de 2016
Todos los modelos de negocios y de empresas se deben adaptar al avance de la gestión online, paso siempre a lo largo de la historia y seguira pasando, el tema de los sobreprecios es relativo, cambia el modo de comprar lo cual no implica una cambio de ética empresaria.
Hipergato
miércoles, 23 de noviembre de 2016
Soy de sistemas y estoy de acuerdo con que no se puede frenar el avance. Y terminaremos con el sobreprecio de los consecionarios pero... Argentina no es Italia y seguro el sobreprecio será de la automotriz y peor aun, con menos personas en el mercado laboral y más guita para los CEOS y para transferir al exterior. Solo me baso en hechos reales, venden un Clio mío o Corsa o cualquier porquería sin seguridad o estructura segura. O modelos descartados en el primer mundo. El sobreprecio va a seguir estando lamentablemente.
nico
jueves, 24 de noviembre de 2016
No creo que mueran los concesionarios, siempre se necesitará un lugar físico para entregar, postventa y demás.
Dario
jueves, 24 de noviembre de 2016
Por mi que se mueran las ratas oportunistas, jugaron con la calentura de la gente, tambien es culpa del consumidor, pero quien queda mas como ladron, la gente cuando vende su usado se dan contra la pared por la gran diferencia que les cobraron... les llego la hora.
Miguel
sábado, 26 de noviembre de 2016
Estaria bueno.. yo siempre veo bien q vehiculo quiero. Que prestaciones y equipamiento tiene. Precio en diferentes consecionarias antes de comprar y cada vendedor le pone distinto precio al mismo auto.. riendose practicamente en tu cara.. y ninguno respeta el precio oficial.. hasta mas de 100 mil pesos de diferencia a veces... y cuando vas con tu usado por mas buen estado y pocos kilometros te quieren dar monedas.
Eduardo
sábado, 26 de noviembre de 2016
además de todo, la ignorancia del producto que evidencian los vendedores de salón, los hace mayormente prescindibles
Carlos
sábado, 26 de noviembre de 2016
Tal cual, Eduardo, vas a preguntar por el auto, y muchos no tiene ni idea, les termina explicando uno las características del mismo a los `vendedores capacitados`...
Nicolas
sábado, 26 de noviembre de 2016
Imposible que desaparezcan y menos en argentina.
Nico
martes, 29 de noviembre de 2016
Quien va a tomar los usados y entregar el 0km?