Lo pone a punto

Kia adelanta el Soul EV (eléctrico)

Desarrollado a partir de la segunda generación del modelo, cuenta con un motor de 109 caballos, una autonomía de 190 km y recarga de sus baterías en unas cinco horas. La automotriz pretende lanzarlo mundialmente en 2014.
13 / 11 / 2013 | 0 Comentarios
Kia ya comunicó los primeros datos técnicos del Soul EV, el compacto eléctrico que se convertirá en el primer modelo con cero emisiones de la marca en ser comercializado a nivel mundial (fuera de Corea). Las entregas comenzarán a partir del año próximo.

La automotriz de origen coreano muestra al Soul EV aún en carácter de prototipo y con su carrocería parcialmente camuflada, condición que “esconde” algunas de sus nuevas soluciones.

Estéticamente, partirá de la segunda generación del modelo, al mismo tiempo que lucirá luces de diodos luminosos (LEDs) tanto en el frontal como en la zona posterior, además de sumar llantas de aleación –de 16 pulgadas- con diseño aerodinámico y un habitáculo para el cual se emplearon materiales reciclados, y que incluye una pantalla multifunción de ocho pulgadas.

El Soul EV, camuflado, junto al modelo convencional.

La mecánica de este Soul Electric Vehicle corre por cuenta de un motor eléctrico con una potencia de 109 caballos y un torque continuo (desde que se enciende el propulsor) de 29 kgm. La transmisión está a cargo de una caja automática de una sola marcha, mientras que la tracción es delantera. Dicha unión le permite a este Soul lograr una velocidad máxima de 145 km/h y resolver la aceleración de 0 a 100 km/h en unos 12 segundos.

Otra de las claves de este eléctrico es su autonomía, según Kia superior a los 190 kilómetros. Es obtenida por unas baterías de 27 celdas que pueden recargarse por medio de un enchufe convencional de 240 voltios, en unas cinco horas. También podrá optarse por un sistema de recarga rápida, tarea que se reducirá a sólo 25 minutos.

Este Soul cuenta además con un sistema de sonido virtual que se activa cuando circula a velocidades inferiores a los 20 km/h y con la marcha atrás. ¿El objetivo? Proteger al peatón.