Proyecto avanzado

Qué hará Alemania para vender más autos eléctricos

El gobierno alemán pretende invertir 1.200 millones de euros hasta 2019 para subvencionar entre 3.000 y 4.000 euros la compra de modelos híbridos y eléctricos.
29 / 4 / 2016 | 0 Comentarios
Al mismo tiempo que en el mercado argentino los autos se venden a precios disparatados (más caros que en casi todos los países del mundo a valor dólar), los gobiernos aplican impuestos internos para la compra de vehículos –algunos de ellos, nacionales– de media gama y los concesionarios aplican fuertes sobreprecios sobre los ya distorsionados valores de lista, del otro lado del mar las cosas parecen ser bastante diferentes.

El caso ejemplar es el de Alemania. Días atrás, en Autoweb contábamos sobre el proyecto que tiene el país teutón para reducir la emisión de gases contaminantes a través de la restricción de circulación a vehículos diésel que no cumplan con la normativa medioambiental Euro 6, lo que generó un fuerte rechazo por parte las automotrices más importantes del mundo. Para colmo, la industria alemana es la mayor promotora de diésel en el mundo.  


Alemania quiere bonificar 4.000 euros los autos eléctricos y 3.000, los híbridos. Eso sí: los que valgan menos de 60.000 euros.

Esta vez, y sin salirse del carril que da lugar a los vehículos que más amigables sean para el medioambiente, el gobierno de la canciller alemana Angela Merkel anunció bonificaciones especiales para todos aquellos ciudadanos que compren un auto eléctrico o uno híbrido de 60.000 euros o menos. En el primer caso, la subvención será de 4.000 euros; en el segundo, de 3.000.

Del costo de estas rebajas se harán cargo conjuntamente el gobierno de Alemania y los fabricantes, según se acordó en una reunión protagonizada por Merkel, sus ministros de Finanzas, Economía, Transportes y Medioambiente, y los presidentes de Daimler, Volkswagen y BMW, entre otros. Alemania calcula destinar de aquí a 2019 un total de 1.200 millones de euros en subvenciones a la compra de este tipo de vehículos.

Por supuesto, esta inversión llega acompañada de una partida de 300 millones de euros en la construcción de 15.000 nuevas estaciones de carga desde hoy hasta 2020. Los expertos en esta materia, de todas formas, consideran esta cifra como insuficiente. El parque automotor de Alemania está compuesto por 45 millones de autos y el objetivo teutón es alcanzar entre 500.000 y 1.000.000 de eléctricos e híbridos durante los próximos cinco años. Actualmente, en ese país circulan 25.000 eléctricos y 130.000 híbridos.


También se contempla la construcción de 15.000 nuevas estaciones de carga de aquí al 2020.

¿Cuáles son las trabas para lograr este objetivo? Según explican distintos medios europeos, lo más difícil será cambiar la mentalidad en los consumidores, aunque podrían verse atraídos por la oferta inicial. El tema es que en Alemania el precio de la nafta es muy bajo (ojalá podamos decirlo alguna vez en la Argentina). Ergo, mensualmente no ahorrarían mucho dinero y tardarían demasiado tiempo en amortizar el gasto que supone comprar un vehículo eléctrico.  

De todas formas, el proyecto debe ser aprobado por el Consejo de Ministros, donde parece haber opiniones encontradas. Los opositores creen que para fomentar la movilidad eléctrica sería más beneficioso invertir tamaña cifra en el transporte público y las plataformas de autos compartidos, ya que incentivar las ventas particulares no haría otra cosa que agrandar los bolsillos de las grandes automotrices, actualmente salpicadas de escándalos que tienen que ver, justamente, con la falta de interés por el cuidado del medioambiente.