Nuevos motores

Porsche 718 Cayman: bienvenido al turbo

No sólo hubo cambio de nombre para el Cayman, sino nuevos motores turbo con potencias de 300 a 350 CV. Además, Porsche revisó el reglaje de las suspensiones.
26 / 4 / 2016 | 1 Comentarios
La casa de Stuttgart lo había anticipado en diciembre, pero ahora se hizo oficial. El Porsche Cayman cambiará su nombre: pasará a llamarse Porsche 718 Cayman, unificando por primera vez la denominación con el descapotable Boxster, hoy 718 Boxster, con el que desde siempre ha compartido plataforma y planteo mecánico. Y al igual que éste, reemplazará la mecánica atmosférica de seis cilindros por una turboalimentada de cuatro, como ya había hecho también el 911. Eso sí, siempre con configuración bóxer, es decir de cilindros opuestos o acostados, un verdadero sello Porsche.

El 718 Cayman estará equipado con un motor naftero 2.0 turboalimentado de 300 CV a 6.500 rpm (25 CV más potente que su antecesor) y 380 Nm de par máximo entre 1.950 y 4.500 rpm. Con tracción trasera, la caja puede ser manual de seis velocidades o automática PDK (doble embrague) de siete. Son las mismas trasmisiones disponibles en el 718 Cayman S, la versión tope de gama, que se distingue por contar con un naftero 2.5 de 350 CV (también es 25 CV más potente que su predecesor S).


Tras la renovación del 718 Boxster, llegó la hora del 718 Cayman. Sus motores ya no son aspirados, sino turboalimentados.

Al margen de los nuevos y más potentes motores, las reformas para el 718 Cayman llegaron acompañadas de un ajuste en el reglaje de la suspensión, con resortes y amortiguadores más firmes y nuevas barras estabilizadoras. Porsche revisó también la dirección asistida y asegura que ahora es un 10 por ciento más rápida. Además, crecieron los discos de frenos, que miden 330 milímetros adelante y 299, atrás. Con la suspensión regulable Porsche Active Suspension Managment (PASM), el 718 Cayman puede acercar su carrocería al piso 10 mm y el 718 Cayman S, 20 mm.   

Todo esto se traduce en una lógica mejora de las prestaciones. Según las cifras oficiales, el 718 Cayman acelera de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos y alcanza una velocidad máxima de 275 km/h, mientras que el 718 Cayman S lo hace en 4,2 segundos y llega hasta los 285 km/h. En ambos casos, las mediciones corresponden a las versiones equipadas con caja automática PDK y paquete Sport Chrono.


El nuevo Porsche 718 Cayman llega con una nueva dirección, que promete un 10 por ciento más de rapidez.

Como si fuera poco, y aunque extrañamente sea un elemento decisor a la hora de comprar un vehículo de este tipo, también se mejoraron los consumos. En promedio, la variante de entrada necesita 6,9 litros cada 100 km (antes, 7,9 l) y la tope de gama, 7,3 l/100 km (antes, 8,2 l).

Pero no todos los cambios se reducen al plano mecánico. Visualmente se distingue de su antecesor por la nueva toma de aire del paragolpes delantero, las ópticas adicionales ubicadas arriba de éstas y los nuevos faros frontales, que opcionalmente pueden contar con tecnología LED. Además, incorporó un listón negro brillante que unifica las modificadas luces traseras y cuenta con la inscripción Porsche en el centro.  

Puertas adentro, en tanto, se actualizaron las salidas de ventilación, el volante, el sistema de entretenimiento Porsche Communication Management y la navegación. Está equipado con una pantalla central multimedia y volante multifunción, desde los que se pueden manejar el GPS, el iPhone (compatible con su software) y el sistema de audio. 


Porsche ajustó el reglaje de la suspensión, con resortes y amortiguadores más firmes y nuevas barras estabilizadoras.

nico
martes, 26 de abril de 2016
uff, qué máquina!