Pick up mide size: el invento japonés que conquistó el mundo

Pick up mide size: el invento japonés que conquistó el mundo

Repasamos como nacieron las primeras pick up medianas japonesas y su llegada a Estados Unidos. Además, el caso del Rastrojero argentino.

Las pick up existen desde hace más de 100 años. Nacieron con la necesidad de transportar elementos sin tener que subirse a un camión y hasta el Ford T tuvo una opción así en su gama.

Pero recién a mediados de los años cincuenta, Ford comenzó, con las nuevas generaciones de la Serie F, a dejar atrás la imagen clásica de un camión para acerarse más a lo que hoy conocemos como una pick up. Aún así, seguían siendo enormes.

En los sesenta, aparecieron opciones más pequeñas, tanto en Estados Unidos, Europa y Japón, pero todas lo hacían a partir de una berlina, como por ejemplo la Peugeot 403 Camionette, de 1956 o la Ford Ranchero que apareció en Norteamérica en 1965.

Fue Japón el primer mercado que empezó a desarrollar este tipo de pick up, hoy conocida como mide size, sin tener deliberadamente una berlina como base. Así, las camionetas adquirieron una identidad propia, con nombres y estilos diferentes al del resto de las otras gamas.

Luego de esta introducción, vamos a hacer un raconto de cómo las principales marcas japonesas fueron poblando este flamante segmento, pero como no somos especialistas en el mercado japonés ni tampoco vivimos esa época, puede ser que haya algunas fechas que no sean lo debidamente precisas.

La primera en desarrollar una camioneta que no formara parte de la gama de una berlina fue Hino, con la Briska, una pick up que aun tenía aspecto de un pequeño camión.

Sin embargo, la segunda generación, que llegó en 1965, tenía un aspecto mucho más cercano a una pick up como hoy la concebimos. Al año siguiente, la empresa se asoció con Toyota, que empezó a vender el modelo bajo su propia marca. Esta pick up fue la que precedió a la llegada de la Hilux, en 1968.

También en 1965, Mazda también irrumpió en el naciente segmento con la segunda generación de la B-1500, que sucedía a una pick up que aun conservaba aspecto de camión.

En 1971, el fenómeno llegó a Estados Unidos. Ford, que en 1965 había elevado de segmento a la Ranchero (dejó la línea Falcon para subirse a la Fairlane) se valió de la Serie B de Mazda para crear la primera Courier, que importaba de Japón para posicionarla por debajo de la F100.

En 1972, fue Datsun la que lanzó la 620, modelo que llegó a otros mercados con la marca Nissan, aunque en Estados Unidos también fue vendida como Datsun.

Oro modelo lanzado en Japón que llegó a los Estados Unidos con una marca local fue la Mitsubishi L200, presentada en 1978. En América fue comercializado por Chrysler, tanto como Plymouth Arrow como Dodge 50, que fue la predecesora de la Ram.

La última japonesa que vamos a repasar es la Isuzu Faster, que en anteriores generaciones se había basado en berlinas de la marca. La primera con diseño propio apareció en 1980 y fue vendida en Estados Unidos como Chevrolet LUV.

La relación de Ford con Mazda y de Chevrolet con Isuzu continuó durante décadas. Recién tiempo después las americanas comenzaron a mostrar diseños y desarrollos propios. Por su parte, Volkswagen, con la Amarok, fue la primera europea en producir un modelo que no estuviera basado en una pick up asiátca.

Por su parte, Argentina no fue ajena a este fenómeno. Muy poco tiempo después de la aparición de la Hino Briska, IAME presentaba la segunda generación del Rastrojero, que dejaba su aspecto de pequeño camión por un diseño renovado y moderno.

Si bien compitió mano a mano con la F100, por tamaño, el producto lanzado en 1967 bien podría haber sido catalogado como la primera pick up mide size del país, treinta años antes de la llegada de las Ranger y Hilux.

1 comentario
Autoweb
Autoweb
AUTOR
PERFIL

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply

1 Comentario

  • Federico Manjon
    24 mayo, 2020, 3:09 pm

    Muy interesante y buena la nota que armaron. Felicitaciones!

    RESPONDER