Corcel: la historia del Renault 12 brasileño de Ford

Corcel: la historia del Renault 12 brasileño de Ford

Lo que iba a ser el R12 brasileño terminó siendo uno de los modelos más importantes de Ford en ese país. Repasamos su extensa historia.

Desde fines de los sesenta hasta principios de los noventa, Ford vendió en Brasil el Corcel (luego Del Rey), un modelo que tiene un curioso origen: en realidad se trataba de un Renault 12.

La historia de cómo el mediano del rombo se convirtió en uno de los modelos más exitosos de la marca del óvalo en Brasil tiene que ver con Kaiser, la empresa americana que desembarco en Sudamérica en los años cincuenta.

Mientras que en la Argentina la subsidiaria se llamó IKA (Industrias Kaiser Argentina), en Brasil la denominación fue Willys Overland. Ambas empresa comenzaron produciendo modelos de Jeep, pero en los sesenta ya estaban fabricando algunos de Renault, como el Dauphine en ambos mercados, o el R4 en la Argentina.

Cuando llegó el turno del Renault 12, ambas subsidiarias se mostraron interesadas. Pero mientras IKA vivía tiempos de bonanza, Willys se declaró en bancarrota en Brasil.

La empresa fue comprada por Ford, que solo vendía autos de gran porte en el hoy mercado más grande de Sudamérica. Con el proyecto del 12 muy avanzado, la del óvalo decidió continuar con el desarrollo, aunque poniendo su impronta en el modelo definitivo.

Así nació el Corcel a fines de 1968, incluso un año antes de la aparición del Renault 12 en Francia. Con una trompa similar, el Corcel ganaba su propia personalidad en la caída de la luneta y la inclinación de la tapa del baúl, mucho más recta que la del producto francés. La motorización era la misma del 12, un motor 1.4.

Además, en 1969, apareció la inédita versión de dos puertas, algo muy común en el mercado brasileño de esa época (ver más). Sobre esa base, se desarrolló la versión familiar, denominada Belina, que si bien se parecía mucho más al 12 Break, también tenía solo dos puertas laterales.

En 1973 el Corcel se diferenció aun más del 12 gracias a un importante rediseño en la trompa, con faros cuadrados y un nuevo formato en los extremos del capot. Atrás también ganaba nuevas luces, olvidando el diseño simple del original.

Con nueve años en el mercado y la llegada de nuevos competidores, como el VW Passat, el Corcel cambió por completó en 1978. Si bien mantenía la plataforma, el diseño fue renovado con guiños a lo que en Europa se había visto en las renovaciones de Taunus y Granada.

La novedad en el Corcel II fue que no tuvo versiones de cuatro puertas. Solo estaban disponibles las de dos, tanto en el sedán como en la Belina. El modelo crecía 13 cm, hasta los 4,47 metros de largo, pero mantenía la distancia entre ejes de 2,44 metros, lo cual trajo algunos inconvenientes en la tenida y la ergonomía.

Por ejemplo, los ceniceros para los ocupantes traseros se disponían en las enormes puertas laterales delanteras, las cuales eran pesadas y complicadas de maniobrar.

El Corcel II recibió un motor 1.6 más potente y se posicionó como una mejor alternativa a modelos de prestigio, algo que completó en 1981 con la llegada del Del Rey, un modelo de similar diseño (cambiaba la inclinación de la luneta), pero con una presentación más lujosa. El Del Rey también ofreció la versión de cuatro puertas.

Ese año también llegó una variante utilitaria, gracias a una Belina sin asientos posteriores y con vidrios oscurecidos al estilo de las Van europeas. Pero en 1982 llegó el modelo destinado al trabajo con mayor éxito: la pick up llamada Pampa, con una capacidad de carga de 600 kilos.

Un año más tarde apareció la Del Rey Scala, la versión de lujo de la Belina, siempre con dos puertas laterales. En 1984 llegó el turno de las versiones 4×4 tanto de la Belina como de la Pampa (que se llamó Jeep, nombre del que Ford aun mantenía los derechos), algo inédito en el mercado brasileño.

En 1987 Ford y Volkswagen suscribieron el acuerdo que las llevó a crear Autolatina y el Corcel salió de línea, aunque se mantuvo el Del Rey, ahora con motor VW. Su lugar lo ocupó el Verona, la versión tricuerpo del Escort que en Argentina (en la siguiente generación) se conoció como Orion, solo que el brasileño tenía dos puertas.

En 1991 Autolatina dio de baja dos modelos icónicos de la industria sudamericana. En la Argentina el Falcon y en Brasil el Del Rey. Ambos fueron suplantados por el mismo modelo: la versión del Santana creada para Ford bajo las denominaciones Galaxy aquí y Versailles allá.

El adiós definitivo se produjo en 1997 cuando la Pampa salió del mercado para ser reemplazada por un modelo mucho más moderno, aunque basado en algo mucho más chico: el Courier realizado sobre la base del Fiesta.

Como yapa, te mostramos tres proyectos del Corcel/Del Rey que no vieron la luz: el primero es la versión de cuatro puertas de la segunda generación, algo que cristalizó más tarde el Del Rey, aunque sin la tercera ventanilla lateral.

El segundo es un nuevo rediseño del Del Rey, con algunos elementos más modernos que fue descartado por Autolatina.

Y el tercero es el llamado proyecto Omega, que era una suerte de paralelismo a la brasileña del desembarco del Sierra en la Argentina en 1984. Iba a mantener el nombre Del Rey, como lo prueba la foto de abajo, pero con un aspecto totalmente modernizado, con algunos guiños al Taurus americano. 

17 comentarios
Autoweb
Autoweb
AUTOR
PERFIL

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply

17 Comentarios

  • Willie Ferrari
    17 febrero, 2020, 4:36 pm

    Maravilloso relato de la historia del R12/Corcel "no Brasil!"

    RESPONDER
    • Hernan@Willie Ferrari
      17 febrero, 2020, 10:42 pm

      El galaxy fue una evolución del carat, habría que conocer la historia del carat. Es una duda, pregunta.

      RESPONDER
      • Autoweb
        Autoweb@Hernan
        18 febrero, 2020, 7:37 am

        Hola Hernán. El Carat (nombre que solo tuvo aquí) es el mismo auto que el Santana, un Passat sedán, que se vendió en muchísimos mercados. Autolatina creó el Ford Galaxy sobre esta base. Luego nosotros tuvimos por corto tiempo el VW Santana con un restyling más cercano al Galaxy que al Carat original.

        RESPONDER
        • PABLO FOBELLI@Autoweb
          18 febrero, 2020, 2:48 pm

          Autoweb si no mal no recuerdo de chico habia una version del santana pero rural llamada quantum puede ser, no asi en el galaxy no habia rural. saludos y excelente la nota.

          RESPONDER
          • Autoweb
            Autoweb@PABLO FOBELLI
            19 febrero, 2020, 8:50 am

            Claro Pablo. La Quantum se vendió en Argentina en épocas que acá no se vendía el sedán de VW. El Galaxy tuvo, pero en Brasil. Allá el sedán de Ford se llamaba Versailles (había dos y cuatro puertas) y la rural Royale (también dos y cuatro puertas).

            RESPONDER
        • Juan@Autoweb
          22 abril, 2020, 2:33 am

          El carat era muy parecido al audi 80 o no ??

          RESPONDER
  • Adolfo
    18 febrero, 2020, 7:48 am

    Excelente nota histórica. Felicitaciones y gracias.

    RESPONDER
  • Matías
    18 febrero, 2020, 9:18 am

    Linda historia, me hubiera gustado ver por las calles ese último Del Rey, parecido al taurus

    RESPONDER
  • Marcelo
    19 febrero, 2020, 9:17 am

    Y la historia de la Renault Trafic en Brasil. Fabricada por chevrolet

    RESPONDER
    • Santiago@Marcelo
      19 febrero, 2020, 11:50 am

      No la fabricaba Chevrolet, era un acuerdo con Renault Argentina. Iba desde Córdoba. A cambio Renault traia las pick up Chevrolet y los Chevette.

      RESPONDER
  • Javier
    19 febrero, 2020, 10:00 am

    Muy buena nota con detalle de muchos modelos Ford que en Argentina no tuvieron representantes mientras que en Brasil si. Muy buen repaso histórico. Gracias.

    RESPONDER