Prueba: Toyota Rav4 Limited CVT

Probamos la versión intermedia del nuevo SUV híbrido de Toyota, con el máximo nivel de equipamiento de la gama, pero con tracción simple.

Por Martín Simacourbe
Fotos: Prensa Toyota y M.O.

La llegada de la quinta generación de la Rav4 a la Argentina significa un quiebre en la oferta de modelos híbridos. Porque si bien la marca conoce de sobra el hecho de brindar al mercado un modelo solo con este tipo de motorización, lo cierto es que el Prius solo se produce con esta configuración.

En cambio, el SUV mediano es fabricado en Japón con un amplio abanico de motores, de los cuales la filial argentina optó únicamente por la variante híbrida, algo alentado por el beneficio arancelario que conlleva, al bajar del 35 por ciento habitual a tan solo el 5 por ciento de tributo.

Gracias a esto, el modelo de Toyota puede competir de una manera muy agresiva dentro de un segmento que hasta ahora solo se alimenta de versiones que pagan íntegramente el impuesto extrazona. El puntapíe inicial de la japonesa será emulado pronto por Ford con la nueva Kuga (ver más).

La Rav4 se ofrece en tres versiones, una de entrada, con un precio accesible, una intermedia (la que manejamos) con la suma de ayudas a la conducción y una full, con el mismo equipamiento pero con el agregado de un segundo motor eléctrico con el que gana tracción integral.

Como principales rivales, la Rav4 tiene a los Chevrolet Equinox, Jeep Compass y VW Tiguan de producción regional, y los Ford Kuga, Honda CR-V, Hyundai Tucson, Kia Sportage, Nissan X-Trail, Peugeot 3008, Renault Koleos y Subaru Forester, que vienen desde distintos mercados extrazona.


DISEÑO/ESTILO
Para afianzar este cambio filosófico, la Rav4 también modificó fuertemente su diseño por uno en el que las curvas le dieron paso a las aristas, algunas, como en el caso de la trompa, bastante agresivas.

Esa mirada de malo sin dudas llama la atención, aunque puede no ser del gusto de todos. El capot elevado, los faros rasgados, una parrilla muy vertical y pasarruedas sin redondeces completan el combo.

Es algo que Toyota viene imponiendo en sus últimos modelos y que se verá de manera muy clara en el próximo lanzamiento, el SUV que se ubica por debajo de la RAV4, el C-HR (ver más), que también llegará con motorización híbrida.


INTERIOR/CONFORT
El interior no es tan revolucionario, si bien se nota claramente una evolución en el diseño y la calidad percibida con respecto a la anterior generación.

Lo primero que salta a la vista es que todo es de un tamaño sumamente generoso, casi hasta lo excesivo. Es algo que se agradece al mirar el tablero (en el que tres indicadores de aguja conviven con una pantalla central digital a color configurable) o al comandar la climatización, pero no tanto al manipular la pantalla táctil, un tanto tosca en su presentación.

También comparten cartel un selector de caja moderno y las teclas de los levantavidrios, cierre y espejos, algo ochentosas. Hay buen espacio para dejar las cosas y hasta cargador inalámbrico para el celular.

Las ayudas a la conducción que estrena el Rav4 son de fácil operación, todas a través de la botonera derecha del volante, el mismo que heredó la nueva generación del Corolla Mercosur (ver más).

La posición de manejo es correcta, con butaca eléctrica, tapizada en cuero y calefaccionada. Atrás hay muchísimo espacio disponible, de lo mejor en un segmento que suele poner la vara bien arriba en este rubro, producto de una plataforma que es mayor a la del Corolla. Además, el asiento trasero se puede reclinar por partes para mejorar el confort en viajes prolongados.

Y qué decir del baúl, con generosos 580 litros y un auxilio que aparece debajo del piso con el mismo tamaño y calidad de los titulares.

Al equipamiento se le puede reprochar la falta de estacionamiento asistido, pero es un extra muy sutil, o el portón de apertura eléctrica. Después esta todo lo que uno espera, con techo panorámico, sensores varios y acceso sin llave.


MOTOR/PRESTACIONES
Como en el Prius, el motor de la Rav4 es del tipo Atkinson, un ciclo que prioriza el buen rendimiento a bajas vueltas para favorecer los consumos y que tiene al eléctrico como aliado a la hora de mejorar las prestaciones.

Pero dado el porte de este SUV, no se vale de un 1.8 sino de un 2.5 que entrega 175 CV gracias al trabajo conjunto de la inyección directa e indirecta. El eléctrico suma otros 118, algo que en la suma total termina rindiendo 218 caballos, una cifra de las más altas entre sus competidores.

Esto se traduce en buenas prestaciones, con 8,5 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h y menos de 6 a la hora de los adelantamientos. Para tener un parámetro, un Tiguan de 220 CV que hace gala de excelentes prestaciones, hace 7 y 5 segundos, respectivamente.

Pero es en el consumo donde el Rav4 saca a relucir su mejor cara. Mientras un Tiguan puede gastar hasta 12 litros en ciudad, el japones se contenta con la mitad. Y en rutas y autopistas, donde el eléctrico tiene menos incidencia, también gasta menos.


COMPORTAMIENTO
El Rav4 es un vehículo para disfrutar a diario, gracias a un muy buen andar en cualquier tipo de terreno. La suspensión y el buen tamaño de los cauchos hacen que entregue mucho placer tanto en ciudad como en ruta, con una dirección que acompaña esa sensación.

Como en todo los híbridos, el arranque es silencioso y hay que ver el tablero para saber que se puede iniciar la marcha. Curiosamente, cuando entra el naftero (ni bien pises en serio el acelerador o estés corto de batería), el ruido no es del todo agradable y eso que no hablamos del clásico sonido de la CVT, sino del que naturalmente brinda el 2.5.

Con respecto a la batería, siempre anda entre un 25 y un 75 por ciento aproximadamente y es difícil que la encuentres con menos de dos (o más de seis) rayitas en el display de ocho barras. Cuando eso está por pasar prioriza la utilización del naftero para recargar o aliviar el consumo.

La caja automática tiene una respuesta acorde y si se quiere un manejo algo más deportivo, cuenta con levas al volante o manejo manual a través de la selectora, algo que no tienen ni el Prius ni el Corolla híbridos.

Las limitaciones deportivas las pone el ajuste del chasis. No es que sea incómodo o inseguro, pero en curvas cerradas o cambios bruscos de dirección, se muestra un tanto torpe, sin el aplomo de un Tiguan o un 3008.

En condiciones normales, el modelo de Toyota entrega un acertado combo para quien busque un vehículo con aptitudes familiares al que no le falte poder a la hora de presionar el pedal derecho.

Si bien hay una versión con tracción integral, el buen torque de esta versión 4×2 la hace apta para terrenos no muy complicados, donde el buen despeje ayuda, aunque no hace milagros, claramente.


SEGURIDAD
Además de los esperado en la dotación activa y pasiva, el Rav4 estrena en un Toyota vendido en la Argentina el paquete Safety Sense, que suma frenado autónomo, control crucero adaptativo, mantenimiento de carril y conexión de luces altas automáticas.

Los distintos sistemas funcionan muy bien, incluso el de mantenimiento de carril, que no siempre es del todo práctico. El control crucero no logra detener a cero nuestro vehículo cuando lo hace el de adelante (como hacen los de PSA) y a unos 20/30 km/h una alarma avisa que el conductor debe intervenir.

Esto de las ayudas es algo a lo que nos estamos acostumbrando, pero que no todos los rivales ofrecen. Con distintos paquetes, los Equinox, Compass y 3008 tienen sistema más o menos similares.

En las frenadas demostró muy buenos números, con menos de 40 metros en el 100 km/h a cero y en las pruebas de choque europeas mostró un excelente desempeño con las esperadas cinco estrellas.


PRECIO/COMPETENCIA
Venimos diciendo en los últimos test lo complicado que es hablar de precios, pero en esta franja todavía lo es más, porque después de los 40 mil dólares los autos están pagando el impuesto interno debido al reacomodamiento del dólar.

De hecho, en la página oficial de Toyota el Rav4 no tiene valores. Al consultarlos, sigue el de lanzamiento, que en esta versión intermedia es de 45.800 dólares, pero claro, sin tener en cuenta el tributo, que lo encarece, aproximadamente un 10 por ciento.

Es algo que tampoco figura en la mayoría de sus rivales y que, como sucedió en tiempos de cepo kirchnerista, vas a tener que negociar en la concesionaria.

Como decíamos, no es algo exclusivo del modelo de Toyota sino de todo el segmento, del que solo zafan las versiones más accesibles de los Compass, Tiguan y Equinox, que por su condición de regionales arrancan por debajo de los 40 mil verdes. También debería hacerlo el Rav4 de entrada, que cotiza a 41.100 dólares, aunque tampoco está este valor en la página.

Si nos manejamos por los precios de lista, el valor no es para nada disparatado teniendo en cuenta su modernidad y la propuesta diferenciadora que significa subirse a un híbrido en un segmento donde nadie tiene un propuesta similar.


Lo Bueno

Consumos reducidos
Confort de marcha
Equipamiento de seguridad
Prestaciones
Baúl/Habitabilidad

Lo Malo

Sin precio publicado
Sistema multimedia
Capacidad off road
Agilidad en ruta
Insonorización del motor


FICHA TECNICA

Motor
4 cilindros, 16 válvulas
Cilindrada: 2.487 cm3
Alimentación: Nafta/Eléctrico
Potencia: 218 CV a 5.700 rpm (175 CV/118 CV)
Torque: 22,5 kgm entre 3.600 y 5.200 rpm/12,3 kgm

Transimisión
Caja: Automática CVT
Tracción: Delantera
Frenos: Disco ventilado/Disco

Tren de Rodaje
Suspensiones: McPherson/Multilink
Dirección: Eléctrica
Neumáticos: 225/60 x 18″

Dimensiones y Capacidades
Largo/Ancho/Alto: 4,600/1,855/1,685 mm
Peso: 1.700 kilos
Baúl: 580 litros
Tanque: 66 litros

EQUIPAMIENTO DE CONFORT
Acceso y arranque sin llave
Asiento trasero reclinable
Butaca eléctrica y calefaccionada
Cargador inalámbrico
Climatizador automático bizona
Llantas de aleación
Pack eléctrico
Pantalla táctil con cámara
Sensor de estacionamiento
Sensor de lluvia
Tapizado de cuero
Techo panorámico eléctrico
Volante de doble regulación

EQUIPAMIENTO DE SEGURIDAD
Airbags frontales, laterales, de cortina y de rodilla
Apoyacabezas (5)
Cinturones inerciales (5)
Control crucero adaptativo
Control de estabilidad
Encendido automático de faros
Faros biled
Faros antiniebla del./tras.
Frenado autónomo
Mantenimiento de carril
Isofix

PRESTACIONES

Aceleraciones
0-100 km/h: 8,5 s.
0-400 metros: 16,3 s.
0-1000 metros: 29 5.

Recuperaciones
80-120 km/h en D: 5,6 s.

Frenada
100-0 km/h: 37,8 mts.
140-0 km/h: 72,3 mts.

Consumos
100 km/h: 5,5 litros/100 km.
130 km/h: 7,7 litros/100 km.
Urbano: 6,0 litros/100 km.

4 comentarios
Autoweb
Autoweb
AUTOR
PERFIL
  • DISEÑO
  • HABITABILIDAD / CONFORT
  • PRESTACIONES / MOTOR
  • COMPORTAMIENTO
  • SEGURIDAD
  • PRECIO / COMPETENCIA
  • EQUIPAMIENTO

Toyota Rav4 Limited

- Precio US$ 45.800
- Potencia 218 CV
- Aceleración 0 a 100 km/h 8,5 seg.
- Consumo promedio 6,6/100 km

Noticias Relacionadas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios aparecen marcados con *

Cancel reply

4 Comentarios

  • Diego
    6 diciembre, 2019, 10:38 am

    Hola, el copete de la nota está haciendo referencia a la Nissan Kicks. Ahora continúo leyendo ja. Saludos.

    RESPONDER
  • Adolfo
    7 diciembre, 2019, 9:15 am

    Cambien el copete.

    RESPONDER